Internacional - Política

Kim vuelve a entrevistarse con Xi Jinping

2019-01-08

KCNA añadió que Ri Sol Ju, la esposa de Kim Jong Un, y cercanos asesores del...

Por JAVIER ESPINOSA, El Mundo

El máximo líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, viajó este martes a China para entrevistarse con el presidente Xi Jinping en lo que constituye su cuarto encuentro desde inicios de 2018.

El tren, el mismo tipo de transporte que ha usado Kim Jong Un en el pasado, apareció en la ciudad china de Dandong -justo en la linde fronteriza- el lunes por la noche, según la agencia Yonhap. Decenas de vehículos de policía rodearon la estación de esta metrópoli hasta que el convoy la abandonó con destino a Pekín.

La agencia oficial norcoreana KCNA confirmó la visita de Kim Jong Un "por invitación de Xi Jinping" y añadió que el periplo se extenderá hasta el jueves, toda una novedad ya que los medios norcoreanos no suelen informar sobre los desplazamientos del líder local hasta que han concluido. 

KCNA añadió que Ri Sol Ju, la esposa de Kim Jong Un, y cercanos asesores del dirigente como Kim Yong Chol y Ri Yong Ho.

El mandatario norcoreano se entrevistó en el pasado con su homólogo chino antes de hacerlo con el norteamericano Donald Trump en Singapur, lo que refuerza las informaciones filtradas por la prensa surcoreana sobre un inminente acuerdo para una nueva cumbre entre los dos mandatarios de Corea del Norte y EU que pueda reactivar el proceso de diálogo bilateral, que se había sumido en un marasmo absoluto.

Pyongyang ha manifestado en repetidas ocasiones en las últimas semanas su displicencia ante el bloqueo del proceso. El propio Kim Jong Un aprovechó su discurso de Año Nuevo para incidir en que estaba dispuesto a encontrarse con Trump "en cualquier momento" advirtiendo al mismo tiempo que si la situación sigue atorada, Corea del Norte puede adoptar una "nueva vía para defender su soberanía", en lo que muchos expertos interpretaron como una velada amenaza.

El principal diario local, Rodong Sinmun, se quejó la semana pasada en uno de sus editoriales de la presión que ha adoptado EU para ralentizar asimismo las relaciones entre las dos coreas.

"El año pasado se produjeron cambios maravillosos entre el norte y el sur de Corea que habrían sido inimaginables. Pero, al final, las relaciones intercoreana quedaron atrapadas por el estancamiento. La culpa de ello recae en EU no quiere que avancen más rápido que los contactos entre Corea del Norte y EU", escribió el periódico.

El desplazamiento de Kim Jong Un a Pekín incide asimismo en la estrecha alianza que han establecido los dos países.

"Kim está ansioso por recordarle a la administración de Trump que tiene opciones diplomáticas y económicas, distintas a las que pueden ofrecer Washington y Seúl. De hecho, la nueva vía a la que aludió Kim en su discurso de Año Nuevo puede haber sido una amenaza encubierta de acercarse (aún más) a Pekín. Eso debería preocupar a Estados Unidos", opinó Harry J. Kazianis, del Centro para el Interés Nacional de EU, en declaraciones a la agencia Reuters.

Los guiños de desencanto de Pyongyang no han impedido sin embargo una reactivación de los contactos al margen de los medios de comunicación dirigidos a reactivar el proceso de negociación.

Donald Trump aseguró la semana anterior que había recibido una "carta formidable" de Kim Jong Un y este domingo explicó que ambos países se encuentran ya discutiendo el posible escenario de la próxima cita "que será anunciada en un futuro no muy lejano".

"Con Corea del Norte tenemos un diálogo muy bueno. Ello quieren reunirse y nosotros también. Veremos que sucede", afirmó.

Periódicos surcoreanos como el matutino Munhwa indicaron el lunes que la cumbre puede celebrarse en Hanoi, la capital de Vietnam, donde dijeron que se han reunido representantes de los dos países para ultimar los detalles.

Vietnam mantiene una sólida relación diplomática con Pyongyang pero también ha estrechado sus lazos con EU en los últimos años, intentando buscar un espacio intermedio entre ese país y China.

La nación asiática, que siguió un proceso de apertura muy similar al chino, también ha sido presentada como un ejemplo para la posible reforma de Corea del Norte.

Pyongyang sigue inspirándose en el programa de apertura económica que adoptó Deng Xiaoping en 1978, sin asumir al mismo tiempo -como tampoco hacen Pekín o Hanoi- que esos guiños constituyen un coqueteo con el capitalismo.

En otro reciente editorial, el citado Rodong Sinmun afirmó que el eslogan oficial que dominará 2019 es "¡Abramos un nuevo camino de avance socialista bajo la bandera de la autosuficiencia".



regina