Internacional - Política

Demócratas piden a Trump aplace discurso sobre Estado de la Unión por cierre Gobierno EU

2019-01-16

La situación fue provocada por la exigencia de Trump de aprobar la financiación de su...

Por Makini Brice, Reuters

WASHINGTON (Reuters) - La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, pidió el miércoles al presidente Donald Trump que reagende el discurso anual sobre el Estado de la Unión hasta que el Gobierno reabra totalmente, al cumplirse el día 26 de cierre parcial sin que haya señales de solución.

Pelosi escribió una carta a Trump citando preocupaciones de seguridad ante el discurso -programado para el 29 de enero-, ya que el Servicio Secreto, encargado de la seguridad del evento, no ha recibido financiación durante el impás.

La situación fue provocada por la exigencia de Trump de aprobar la financiación de su prometido muro a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

“Debido a preocupaciones sobre la seguridad y a no ser que el Gobierno reabra esta semana, sugiero que trabajemos juntos para fijar otra fecha adecuada para este discurso después de que el Gobierno haya reabierto o para que considere entregar por escrito al Congreso su discurso del Estado de la Unión”, indicó Pelosi en la misiva.

El discurso del Estado de la Unión es una comparecencia anual en la que el presidente destaca los objetivos de su gobierno para el año. Todos los miembros del Congreso y la Corte Suprema asisten, junto con los integrantes del gabinete del mandatario menos uno.

La Casa Blanca no comentó de inmediato a la solicitud de Pelosi.

Se espera que Trump firme el miércoles una ley que garantice que 800,000 trabajadores federales recibirán pagos atrasados cuando reabra el Gobierno. También tiene previsto reunirse con un grupo bipartidista de legisladores a las 11.30 hora local (1630 GMT).

Sin embargo, esto podría ser un alivio menor para los empleados gubernamentales, algunos de los cuales han recibido la petición de volver a trabajar tras haber recibido licencias inicialmente y haberles dicho que se quedaran en casa, aunque no serán remunerados a tiempo.

Tanto el Servicio de Impuestos Internos como la Administración Federal de la Aviación anunciaron el martes que llamarán de vuelta a unos 50,000 empleados para procesar devoluciones de impuestos, reintegros y otras operaciones, así como para trabajar en inspecciones de seguridad aérea.

El diario The Washington Post reportó que la Administración de Alimentos y Medicamentos también solicitó la reincorporación de sus trabajadores sin paga mientras dure el cierre.

PROMESA DE CAMPAÑA

La paralización comenzó el 22 de diciembre, después de que Trump insistió en que no firmaría la legislación que financia a una cuarta parte de las agencias gubernamentales si no incluía más de 5,000 millones de dólares para la construcción de un muro en la frontera con México.

El muro es una de las principales promesas de campaña de Trump, antes de ganar la presidencia en 2016. En su momento, el ahora mandatario dijo que México lo pagaría, pero desde entonces ha cambiado su discurso, negando haber afirmado alguna vez que su vecino del sur pagaría directamente la cuenta.

En un primer momento, el mandatario dijo que asumiría la responsabilidad del cierre, pero más tarde traspasó la culpa a los demócratas.

Sin embargo, parece poco probable que sus comentarios y sus tuits hagan cambiar de opinión a los demócratas, que tienen el control de la Cámara de Representantes desde el 3 de enero. Trump necesita también el apoyo de algunos demócratas en el Senado para aprobar la legislación sobre financiación.

Los demócratas en el Senado planean reunirse en la escalinata del Capitolio para destacar el caos generado por la paralización, ya que hay 800,000 empleados federales licenciados -lo que significa que están obligados a quedarse en casa o trabajar sin cobrar- y los contratistas no reciben pagos.

 



regina
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México