Internacional - Población

Cerca de 2,000 personas, entre ellas 150 yihadistas, abandonan el último enclave del grupo en Siria

2019-02-20

El martes, decenas de camiones habían partido hacia la zona de Al Bastín dentro de...

 

MADRID, 20 (EUROPA PRESS) Alrededor de 2,000 personas, entre ellas 150 miembros de Estado Islámico, han abandonado este miércoles la última zona controlada por el grupo yihadista en la provincia siria de Deir Ezzor (este), según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El organismo, con sede en Londres e informantes en el país árabe, ha señalado que cerca de 30 camiones han abandonado la localidad de Baghuz trasladando principalmente a mujeres y niños familiares de los yihadistas que continúan allí.

Los camiones se dirigen hacia un campamento temporal al noroeste del enclave. Algunos milicianos de Estado Islámico que se han rendido también han sido evacuados. El Observatorio ha agregado que otros 200 civiles abandonarán la zona durante la jornada del jueves.

El martes, decenas de camiones habían partido hacia la zona de Al Bastín dentro de Baghuz, donde los milicianos de Estado Islámico llevan atrincherados varios días.

Tras llegar al campamento temporal, las mujeres y los niños se espera que sean trasladados al campo de Al Hol, en el noreste de Siria, que está controlado por las fuerzas kurdas sirias. En lo que se refiere a los hombres, serán interrogados por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), de las que las milicias kurdas constituyen el principal componente.

Las FDS iniciaron el pasado 9 de febrero su ofensiva para expulsar a Estado Islámico de Baghuz, la única zona que aún está bajo su control en la provincia de Deir Ezzor. Este lunes, el portavoz de las FDS, Mustafá Bali, estimó que aún había unos 500 combatientes de Estado Islámico en el interior de la localidad.

El grupo yihadista había quedado recluido en algunos puntos de Deir Ezzor, en la orilla oriental del río Éufrates y cerca de la frontera con Irak --donde fue derrotado militarmente a finales de 2017--, y zonas del desierto sirio.

Estado Islámico ha seguido perpetrando atentados de forma frecuente en Irak y ha lanzado varias ofensivas en los últimos meses en Siria para intentar expandir sus territorios y reducir la presión a la que se está viendo sometido, si bien no ha tenido éxito.



regina