Internacional - Población

Venezolanos protestan por falta de luz y agua a las puertas de un racionamiento

2019-04-01

Maduro dice que las fallas que dejaron a oscuras a Venezuela a partir del 7 de marzo y por cinco...

Por Shaylim Valderrama, Reuters

CARACAS (Reuters) - Cientos de venezolanos protestaban el lunes en varios distritos de Caracas y el resto del país contra las persistentes fallas del suministro de electricidad y de agua, mientras el gobierno del presidente Nicolás Maduro se preparaba para establecer cortes programados de energía.

Maduro dice que las fallas que dejaron a oscuras a Venezuela a partir del 7 de marzo y por cinco días y luego el 25 del mes pasado son producto de sabotajes. El mandatario ha dicho que se aplicará un plan de 30 días de “administración de carga” de energía o racionamiento, pero no ha dado detalles.

“Cada vez que se vaya la luz, que no tengamos agua, que no tengamos gas, ¿adivinen qué vamos a hacer? Vamos a protestar, vamos a exigir, vamos a salir a las calles de Venezuela porque es nuestro derecho”, dijo el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, en un acto en la Universidad Católica en el oeste de Caracas.

Guaidó, quien invocó la Constitución para proclamarse presidente interino en enero y es reconocido por docenas de países como el mandatario legítimo de la nación OPEP, agregó que Venezuela “no esta polarizada, es la inmensa mayoría del país” la que protesta.

En algunas zonas de Caracas se registraban manifestaciones, en las que grupos de personas bloqueaban vías en reclamo de agua, según testigos Reuters.

En la ciudad industrial de Valencia, a unos 150 kilómetros al suroeste de Caracas, se registraron protestas después de que los clientes sumaran más de 50 horas sin el servicio de energía.

“Estamos muriéndonos de sed (...) No tenemos luz tampoco, menos gas”, dijo Andrés Bello Torres, de unos 70 años, quien llenaba dos grandes envases plásticos con el agua de un contaminado río en Valencia.

Dijo que la hervían para poder consumirla y que la usaban solo para cocinar porque no usaban los baños. “Las necesidades las estamos haciendo en papel periódico y botándolos por allí”, relató conmovido y con lágrimas.

En Punto Fijo, en el extremo noroeste venezolano, desde el fin de semana casi todos los sectores han sufrido apagones de 30 horas y más, según testigos Reuters, que sostuvieron que el servicio se reanuda por seis o siete horas y vuelve a cortarse.

“¿Por qué tenemos que vivir esto? Les aseguro que en la casa del presidente no falta ni el agua ni la luz (...) ¿Cómo un país sale adelante si sus ciudadanos pierden toda una semana buscando unos litros de agua o esperando unas horitas de luz?”, dijo Katerine Talavera, una camarera de 25 años, en el centro de Punto Fijo donde se registrados manifestaciones por la mañana.

La oposición y expertos atribuyen los apagones a años acumulados de desinversión en el sistema eléctrico desde que el fallecido expresidente Hugo Chávez nacionalizó el sector en el 2007.



regina