Nacional - Seguridad y Justicia

López Obrador y la tentación de controlar la Justicia

2019-04-06

El presidente Andrés López Obrador fue acusado por la oposición de pretender...

Por Marcos Romero | ANSA

El presidente Andrés López Obrador fue acusado por la oposición de pretender buscar el control de la Suprema Corte, para evitar un importante contrapeso en el ejercicio de sus funciones.
   
El señalamiento ocurre apenas unos días después de que López Obrador fue también señalado de pretender "eternizarse en el poder" mediante la reelección, prohibida por la Carta Magna para el titular del poder ejecutivo, lo que el mandatario desmintió categóricamente.
   
Una propuesta del oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para crear una nueva sala especial anticorrupción en el máximo tribunal, que requeriría designar a 5 nuevos "ministros" (magistrados) volvió a desatar alertas entre los detractores del mandatario en el Congreso.
   
El jurista Raúl Mejía, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), señaló que el aumento de los jueces "no se justifica" por el número de asuntos en materia de anticorrupción.
   
"Esta iniciativa es una manera de hacerse de la mayoría efectiva en el tribunal, pues de tres que originalmente podría proponer, ahora este gobierno acabaría con ocho ministros (jueces)", que lo apoyarían, afirmó. En efecto, con los 5 nuevos jueces, la cifra total de magistrados sumaría 16, pero como recién fueron nombrados dos, para sustituir a quienes pasaron a retiro, más el actual presidente del órgano judicial, considerado afín al gobierno, López Obrador, éste contaría ahora con 8 magistrados que le serían leales, hacen notar los críticos.
   
El senador del Movimiento Ciudadano (centro), Clemente Castañeda, denunció que "detrás de todo esto hay la intención de cambiar la correlación de fuerzas al interior de la Corte".
   
Otro senador, Emilio Alvarez Icaza, ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pidió a Morena y al presidente que "expliquen y den certeza de que la propuesta no es un intento para controlar la Corte".
   
Para legisladores como Carlos Ramírez, del Partido Revolucionario Institucional (PRI, centro), "no se necesita una nueva sala" y esta iniciativa "nada más es un pretexto para dominar a la Corte".
   
López Obrador intentó atajar el torrente de cuestionamientos señalando que "es un asunto del poder legislativo" pero afirmó que su opinión es que "ya no se necesitan más aparatos. Lo que se requiere es acabar con la corrupción de arriba hacia abajo", expuso. El senador Ricardo Monreal, jefe de la bancada de Morena en la Cámara Alta, justificó su iniciativa señalando que "la sociedad solicita una eficiente impartición de justicia que se vea reflejada en el combate efectivo a este fenómeno pernicioso y de todo aquel acto que afecte los intereses colectivos".
   
La nueva sala se dedicará a analizar asuntos en materia de anticorrupción de ciudadanos y funcionarios, de responsabilidad patrimonial del Estado y resoluciones del Consejo de la Judicatura Federal, el órgano de control de la Corte, en la designación, adscripción, ratificación y remoción de magistrados y jueces.
   
De acuerdo con los entendidos, se trata de la primera reforma a fondo del poder judicial desde que en 1995 el entonces presidente Ernesto Zedillo promovió una que redujo a la mitad (de 21 a 11) el número de jueces de la Suprema Corte.
   
El anuncio sobre la ampliación del tribunal ocurrió luego que López Obrador se reunió con el presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, quien dijo que está en marcha "una nueva estrategia de combate a la corrupción y de cero tolerancia" en el ámbito judicial.
   
El combate a la corrupción fue la principal bandera enarbolada por el actual jefe de Estado durante su campaña electoral, y analistas estiman que en buena medida explica por qué obtuvo una abrumadora votación del 53%, una de las más altas de las últimas décadas, en los históricos comicios del 1 de julio pasado.
   
En las últimas semanas, López Obrador ha arremetido contra los jueces, a los que acusa de actuar a favor de la delincuencia y prometió exhibir sus nombres cuando emitan resoluciones sospechosas de favorecer a los criminales bajo argucias "legaloides".



JMRS