Mujeres

Aumenta el acoso cibernético en México

2019-04-22

La idea de que a mayor educación menor es el acoso no es válida en este contexto,...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 21 ABR - El acoso cibernético es un flagelo omnipresente en Internet pero por primera vez se realizó la más precisa medición sobre sus alcances en México, al darse a conocer una encuesta oficial en la que se rebeló que afecta a por lo menos 10 millones de usuarios, es decir, 16,% del total.
    
La impresionante cifra surge de un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), recién presentado, bajo el burocrático título de "Ciberacoso de la Encuesta Nacional de Uso de Tecnologías de la Información y uso de TIC en los Hogares, 2018". El sondeo define a este tipo de hostigamiento como "la situación en que una persona es expuesta, repetidamente y de forma prolongada en el tiempo a acciones negativas con la intención de intención de causar daño o molestias, por por medios electrónicos tales como el celular e Internet".
    
Entre otras acciones, abarca desde recibir mensajes y llamadas ofensivas, con insultos o burlas, publicar información personal, fotos o videos (falsos o verdaderos) para dañar, y recibir insinuaciones o propuestas de tipo sexual.
    
También incluye hacerse pasar por alguien para enviar información falsa, insultar o agredir a otros, ser contactado por medio de nombres falsos para molestarle o dañar, ser vigilado en sus sitios o cuentas en Internet y ser provocado para que reaccione de forma negativa.
    
Según el INEGI, 84,5 millones de personas entre 12 y 59 años son usuarios de Internet, es decir, 70% de la población en este grupo de edad.
    
Entre las mujeres, el ciberacoso identificado es de 17,7%, mientras que entre los hombres es de 16%.
    
Según arroja el relevamiento, a menor edad, mayor es la posibilidad de sufrir problemas de acoso cibernético.
    
Por ejemplo, entre los usuarios del ciberespacio de 12 a 19 años, el porcentaje de casos reportados fue de 20,1% pero en el de 40 a 49 baja a 11,5% y en el de 50 a 59 años a 9,6%.
    
La idea de que a mayor educación menor es el acoso no es válida en este contexto, pues "no se observan diferencias significativas" en función de la preparación académica de las personas.
    
En cambio, sí las hay en términos de estatus socioeconómico y geográfico, pues Tabasco, uno de los estados más pobres del olvidado sureste de México, es que contabiliza el mayor porcentaje de personas que han sufrido ciberacoso (22,1%).
    
Los mensajes ofensivas son el más importante tipo de acto de hostigamiento cibernético (40,1%), seguido de contacto mediante identidad falsa (31,14%), llamadas ofensivas (27,5%) y provocaciones para reaccionar negativamente (25%).
    
Otras formas comunes de hostigamiento a través de medios digitales son insinuaciones o propuesta sexuales (22,6%), rastreo de cuentas o sitios web (20,3%) y recepción de contenido sexual (19,7%), así como suplantación de identidad (19,4%), críticas o burlas basadas en la apariencia (11,8%) y publicación de información personal (10,3%).
    
El año pasado, otro estudio del colectivo Feministas Luchadoras, en colaboración con otras 13 organizaciones defensoras de derechos humanos, reveló que el acoso, amenazas, desprestigio y ciberataque son algunos de los tipos de violencia "online" sufridos por 9 millones de mujeres en el país.
    
El problema, según este documento, afecta más a jóvenes, periodistas y comunicadoras y defensoras de derechos humanos.
    
El informe, titulado "Violencia en línea contra las mujeres en México", enviado a la relatora de Naciones Unidas sobre violencia contra las mujeres, señala que entre los tipos de acoso digital está la recepción de contenido multimedia, spam o virus y llamadas telefónicas "Internet y las redes sociales se han vuelto medios que los agresores utilizan con frecuencia para violentar a las mujeres", concluyeron los autores.
    
Las agresiones en línea contra mujeres van desde los ataques de grupos organizados, también conocidos como "online trolls", para difundir discursos de odio, incentivar la violencia de género y difundir videos con contenidos machistas o sexistas o imágenes para humillar o burlarse de ellas.


 



regina