Internacional - Política

Venezuela: Lo que está sucediendo

2019-04-30

El líder de la oposición aseguró que este es el paso definitivo para tumbar al...

The New York Times

• Se produjeron enfrentamientos entre los manifestantes que se oponen al gobierno venezolano y los oficiales de las fuerzas de seguridad, este martes en Caracas, después de que el líder opositor venezolano Juan Guaidó, apareció con un grupo de soldados en una base militar y llamó a la población a levantarse contra el presidente Nicolás Maduro.

• A pesar de que Guaidó ha exhortado al ejército venezolano a unírsele desde que se declaró presidente encargado en enero, su llamado junto a hombres uniformados representa un nuevo paso. Sigue siendo poco claro cuánto apoyo tiene de los militares.

• El gobierno de Trump ha respaldado a Guaidó desde que se juramentó como presidente interino en enero, y el martes el asesor de seguridad nacional, John Bolton, dijo en un encuentro con los medios que altos funcionarios del régimen de Maduro se habían comprometido a iniciar la transición del poder en Venezuela. Esos funcionarios han declarado públicamente su apoyo a Maduro.

• Videos y fotos mostraron al menos un incidente en el que un vehículo blindado embistió a los manifestantes, pero aún no se sabe cuántas personas resultaron heridas. Una clínica de Caracas informó haber tratado a 57 personas heridas por balas de goma y gases lacrimógenos y una por munición real.

La nueva estrategia de la oposición

Guaidó, cuyos esfuerzos para derrocar a Maduro han tenido poco éxito desde que se declaró presidente encargado en enero, dio un nuevo paso al presentarse públicamente en una base militar en el corazón de la capital.

“Hoy, valientes soldados, valientes patriotas, valientes hombres apegados a la constitución han acudido a nuestro llamado”, dijo Guaidó en un video publicado en redes, en el que aparece flanqueado por soldados y aliados políticos. Dijo que estaba pronunciándose desde la base aérea Generalísimo Francisco de Miranda, conocida como La Carlota y ubicada en el centro de Caracas.

El líder de la oposición aseguró que este es el paso definitivo para tumbar al gobierno que tilda de usurpador, pero no quedaba claro cuánta gente o soldados responderían a su llamado.

Detrás de Guaidó estaba Leopoldo López, integrante del mismo partido opositor, que recibió una condena de casi catorce años de prisión acusado de incitar a la violencia en una ola de protestas en 2014 y cumplía prisión domiciliaria. López no habló en el video, pero publicó mensajes en Twitter en los que dijo que había sido liberado por soldados.

“He sido liberado por militares a la orden de la constitución y del presidente Guaidó”, escribió en sus primeras palabras en Twitter desde 2017. “Todos a movilizarnos. Es hora de conquistar la libertad”.

La liberación de López fue aplaudida por los manifestantes opositores, quienes la tomaron como una señal de la crisis en las filas de los oficiales militares.

Pero a media tarde, López, su esposa, Lilian Tintori y su hija ingresaron a la Embajada de Chile en Caracas como “invitados”, según un mensaje publicado en Twitter por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

Maduro dice que es un intento de golpe de Estado

El presidente Nicolás Maduro insistió en una publicación en Twitter que el ejército estaba de su lado y dijo que los comandantes le habían manifestado “su total lealtad al pueblo, a la constitución y a la patria”.

Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación de Maduro, aseguró en Twitter que el gobierno estaba “enfrentando y desactivando a un reducido grupo de efectivos militares traidores” que mencionó que habían tomado la base para “promover un golpe de Estado”. Rodríguez culpó a la “ultraderecha golpista”, que según él ha impulsado un movimiento violento en Venezuela en los últimos meses.

El canciller venezolano Jorge Arreaza culpó al gobierno de Trump de haber orquestado las manifestaciones y tuiteó: “Los cabecillas del golpe de Estado admiten su responsabilidad sin escrúpulos. El gobierno de Trump, en su desesperación, intenta encender un conflicto interno en Venezuela. Las instituciones democráticas venezolanas garantizan la paz en el país”.

Se propagan los enfrentamientos en Caracas

Soldados de la Guardia Nacional y policías tuvieron roces con manifestantes en contra del gobierno de Maduro que empezaban a reunirse en respuesta al llamado de Guaidó. Los testigos reportaron la detonación de gas lacrimógeno cerca de la base militar, donde unas 2000 personas se habían reunido cerca del mediodía. Unos 200 manifestantes se congregaron cerca del Palacio de Miraflores en Caracas, en apoyo al gobierno de Maduro.

En un video transmitido en Internet, se ve a un vehículo acorazado que embistió a un grupo de manifestantes, dejando a su paso al menos a una persona yaciendo sobre la calle. En otra serie de imágenes, un vehículo oficial parecía haber arrollado a un manifestante.

No quedó claro de inmediato si dichos incidentes tuvieron lugar en Caracas o si las personas involucradas estaban seriamente heridas.

Una multitud de manifestantes se acercó a la base aérea de La Carlota ondeando banderas venezolanas.

“Creo que esto es muy importante, pero noto apatía y miedo en la gente”, dijo una manifestante, Mary Galaviz, de 69 años. “No debemos tener miedo. En la guerra hay muerte, pero se cumplen los objetivos”.

Míriam Segovia, de 52 años, otra manifestante en los alrededores de la base, dijo esperar que las fuerzas armadas “se pongan del lado de la constitución” para así “escapar de la miseria, el hambre y la falta de medicinas”.

En otros lugares, los venezolanos expresaron una mezcla de esperanza, miedo y apatía. Algunos intentaban seguir con su rutina y dirigirse al trabajo o a la escuela en medio del caos.

Grisel Sojo, de 24 años y residente del barrio de Petare, era una de alrededor de cincuenta personas que esperaban el bus para volver a sus hogares ante la imposibilidad de llegar a su trabajo.

“Si no tienen el apoyo de los altos mandos militares no van a lograr nada” dijo acerca de la oposición. “Yo no saldría a la calle ni llamaría a que otros lo hicieran porque es muy triste ver a la gente morir en la calle”.

Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana que se unieron a la oposición disparaban al aire para repeler a las fuerzas leales a Maduro. Credit Federico Parra/Agence France-Presse — Getty Images

¿Cuánto apoyo militar tiene Guaidó?

Guaidó se dirigió a un grupo de manifestantes desde la plaza de Altamira, un barrio que ha sido un bastión de la oposición, y dijo “Maduro ya no tiene el apoyo de las Fuerzas Armadas”. Pero hacia el mediodía, en Caracas, aún no quedaba claro cuántos miembros de las Fuerzas Armadas se había unido al movimiento de Guaidó.

Ninguna figura importante del ejército lo había apoyado en público y muchos de los altos mandos dijeron que estaban en contra de su más reciente estrategia.

“¡Son unos cobardes!”, escribió en Twitter Vladimir Padrino López, el general que se desempeña como ministro de Defensa, refiriéndose a la oposición. “Nos mantendremos firmes en defensa del orden constitucional”.

“Lucharemos para garantizar la paz”, fue uno de los mensajes publicados en la cuenta de Twitter de la unidad militar que controla Caracas. “Leales siempre traidores nunca”.

Aunque Guaidó dijo que contaba con el apoyo de muchos altos comandantes en las Fuerzas Armadas —e incluso prometió dar una lista de sus nombres— no hubo una ola de oficiales de alto rango que expresara públicamente su apoyo. También parecía carecer del apoyo de otras bases en Caracas o en otras regiones del país, que permanecen sin movimiento.

Pero imágenes y videos de las calles de Caracas mostraron a unos cuantos hombres armados en uniforme con las bandas azules que representan su lealtad a Guaidó. Algunos apuntaban sus armas desde un elevado y tenían pertrechos a la mano. Otros fueron vistos entre los manifestantes opositores.

“Creo que ha pasado suficiente tiempo para que todos los actores relevantes miren a su alrededor y vean que la dinámica de poder sigue básicamente sin cambios, que Maduro no tiene legitimidad democrática pero aún conserva el poder de facto”, dijo Geoff Ramsey, un analista experto en Venezuela de la Oficina en Washington sobre América Latina.

“Creo que al final lo que veremos es que tanto el gobierno como la oposición se darán cuenta de que no tenían tanto apoyo como pensaban”, dijo.

La economía venezolana está devastada

La economía venezolana, golpeada por malos manejos, sanciones estadounidenses y corrupción, ha estado en declive desde 2014. Millones de personas han emigrado y los 30 millones de habitantes que siguen ahí viven afectados por la hiperinflación, así como por la escasez de medicamentos, alimentos, electricidad y trabajo.

Maduro, en el poder desde 2013, asumió un nuevo mandato en enero después de una elección considerada como fraudulenta realizada a mediados del año pasado. La Asamblea Nacional, legislatura controlada por la oposición y presidida por Guaidó, declaró como ilegítimas esa elección y al gobierno de Maduro en enero, tras lo cual Guaidó se juramentó.

Más de cincuenta países, incluyendo Estados Unidos y la mayoría de América Latina, consideran a Guaidó como el líder legítimo de Venezuela.

Trump reitera su apoyo a Guaidó

El martes por la mañana, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, reiteró su apoyo a la oposición, al publicar un mensaje de aliento en Twitter: “A @jguaido, la Asamblea Nacional y todas las personas que aman la libertad en Venezuela que hoy están tomando las calles en #OperaciónLibertad –Estamos con ustedes! Estados Unidos estará con ustedes hasta que la democracia y la libertad se restablezcan. Vayan con Dios #FreeVenezuela”.

Del mismo modo, el secretario de Estado Mike Pompeyo tuiteó que Estados Unidos “apoya plenamente” las protestas.

“Estoy monitoreando la situación en Venezuela muy de cerca”, tuiteó Trump. “¡Estados Unidos está con la gente de Venezuela y su libertad!“.

Lo que opina el mundo

La decisión de Guaidó este martes hizo eco en la región, donde los líderes se expresaron a favor y en contra, y sin un consenso claro sobre si lo que sucedía podía calificarse como un intento de golpe de Estado.

Guillermo Holmes, el ministro de exteriores de Colombia dijo que convocará a una reunión de emergencia del Grupo de Lima, un conjunto de países que reconocen a Guaidó como presidente “para seguir trabajando en el apoyo al regreso de la democracia y la libertad en Venezuela”.

El presidente Iván Duque de Colombia hizo un llamado a los militares venezolanos “para que se ubiquen del lado correcto de la historia, rechazando dictadura y usurpación de Maduro”; y el presidente Jair Bolsonaro de Brasil tuiteó su apoyo a los manifestantes, a Guaidó y a “la transición democrática”. El presidente Marita Abdo de Paraguay tuiteó “¡Valiente pueblo de Venezuela! ¡Llegó tu hora!”.

Cuba advirtió de manera sombría sobre los eventos del martes en Caracas. “Rechazamos este movimiento golpista que pretende llenar de violencia al país”, escribió el presidente cubano Miguel Díaz-Canel en Twitter. “Los traidores que se han colocado al frente de este movimiento subversivo, han empleado tropas y policías con armas de guerra en una vía pública de la ciudad para crear zozobra y terror”.

Maduro también recibió el apoyo del presidente Evo Morales de Bolivia, quien en Twitter calificó la acción como un “intento de golpe de estado” con el objetivo de favorecer a intereses extranjeros”.

Y el ministerio de exteriores de Rusia, uno de los aliados de Maduro desde hace mucho tiempo, denunció las acciones de los manifestantes, diciendo en un comunicado que la “oposición radical” de Venezuela “volvió a recurrir a los métodos violentos de confrontación”.

El ministerio llamó a los manifestantes a “renunciar a la violencia” diciendo que apoyaba la resolución de “las discrepancias internas por los propios ciudadanos de Venezuela”.



regina