Internacional - Política

Guaidó convoca a venezolanos a la "marcha más grande de la historia" tras un día de disturbios

2019-05-01

En su intento más audaz para atraer a las fuerzas armadas, Guaidó apareció el...

Por Luc Cohen y Deisy Buitrago

CARACAS, 1 mayo (Reuters) - Opositores venezolanos y ciudadanos agobiados por la crisis económica se preparaban el miércoles para salir a las calles en respuesta al llamado del líder de la oposición, Juan Guaidó, a la “marcha más grande” de la historia del país, un día después de que convocó a los militares a deponer al presidente Nicolás Maduro.

    En su intento más audaz para atraer a las fuerzas armadas, Guaidó apareció el martes por la mañana temprano frente a una base de la fuerza aérea de Caracas con docenas de miembros de la Guardia Nacional.

Fue el inicio de un día de protestas violentas que dejaron más de 100 heridos pero ninguna señal concreta de deserciones en el liderazgo de las fuerzas armadas.

    “Sabemos que Maduro no tiene el respaldo ni el respeto de las fuerzas armadas”, dijo Guaidó en un mensaje de video publicado en sus cuentas de redes sociales el martes por la noche. “Hemos visto que la protesta produce resultados. Debemos mantener la presión”.

El miércoles, el líder opositor reiteró el llamado a salir a las calles. “Buenos días! Hoy continuamos (...) Seguimos con más fuerza que nunca Venezuela”, escribió Guaidó en Twitter.

    Guaidó cuenta con el apoyo de Estados Unidos y la mayoría de los países occidentales, pero la cúpula de las fuerzas armadas sigue detrás de Maduro, al igual que Rusia, China y Cuba.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo el miércoles en una entrevista televisiva que su país está preparado para adoptar acciones militares para aplacar la continua agitación que atraviesa Venezuela.

“La acción militar es posible. Si eso es lo que se requiere, eso es lo que Estados Unidos hará”, dijo Pompeo en una entrevista con la cadena Fox Business, aunque añadió que Washington prefiere una transición pacífica del poder en la nación sudamericana.

Los niveles de vida de los venezolanos han descendido aún más en los primeros meses del año, con una serie de apagones y escasez de agua que se suman a la hiperinflación y la escasez de alimentos y medicinas, lo que ha llevado a millones a emigrar.

    “Necesitamos un cambio lo antes posible”, dijo José Terán, un comerciante de 65 años que asistió a un mitin de Guaidó en Caracas el sábado. “Queremos un cambio rápido porque lo que está sucediendo no es justo”.

    Maduro, quien dice que Guaidó un títere de Estados Unidos que quiere derrocarlo, también llamó a sus partidarios a marchar el miércoles por el 1 de mayo.

Desde un salón del Palacio de Miraflores, el presidente dijo que el país ha estado enfrentando “diversas modalidades de agresión, modalidades de golpe de Estado como nunca antes en la historia”.

Anunció que fueron designados tres fiscales especiales para “interrogar a los participantes” del “intento de golpe” y que trabajarán en las acusaciones penales por “delitos contra la Constitución”.

“Llamo a la fuerza armada nacional a unirse cada vez mas”, dijo Maduro rodeado de mandos militares.

Las manifestaciones del martes dejaron 109 heridos en todo el país y 119 detenidos en distintas localidades venezolanas, indicaron el miércoles en Twitter representantes de los grupos no gubernamentales Foro Penal y el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social.

La elección del Día Internacional de los Trabajadores cuadra con el intento de Guaidó de conseguir apoyo de sindicatos y trabajadores públicos, que han sido un soporte permanente de Maduro y de su predecesor y mentor, el fallecido presidente Hugo Chávez.



Jamileth