Internacional - Seguridad y Justicia

Estados Unidos muestra su músculo armamentístico frente a Irán

2019-05-06

Que haya un portaviones nuclear con un grupo de apoyo -que suele constar de entre 6 y 12 barcos y...

Por PABLO PARDO, El Mundo

Estados Unidos ha vuelto a subir la presión sobre Irán, esta vez anunciando el envío a Oriente Próximo del portaaviones nuclear Abraham Lincoln y de una unidad de bombarderos estratégicos. La publicidad dada al despliegue llegó pocas horas antes de que la Casa Blanca filtrara a los medios de comunicación que el servicio de espionaje de Israel en el exterior, el famoso Mosad, había alertado a EU de un supuesto plan organizado por Teherán para atacar a sus fuerzas en la región.

Que haya un portaviones nuclear con un grupo de apoyo -que suele constar de entre 6 y 12 barcos y submarinos- en el Golfo Pérsico o en el Mar de Adén no es nada nuevo. De hecho, el Lincoln va a reemplazar a otro barco de idénticas características, el John Stennis, que ha estado durante una semana en abril frente a las costas de Irán antes de poner proa a Marsella, donde se encuentra ahora, y desde donde regresará a Estados Unidos. Durante el segundo mandato del Gobierno de George W. Bush, EU llegó a tener simultáneamente hasta tres portaaviones nucleares, con sus correspondientes grupos de combate, frente a Irán.

Lo que sí es inusual es el despliegue de un grupo de bombarderos. EU tiene tres modelos de bombarderos: los B-52, los B-1, y los B-2. Los tres tienen capacidad para llevar armas atómicas (aunque eso también lo pueden hacer los cazabombarderos de los portaaviones) y han sido empleados en innumerables operaciones en Irak y Afganistán.

Normalmente, los bombarderos de Estados Unidos suelen operar en Oriente Próximo desde la isla de Diego García, en el Océano Índico, una colonia británica que el Gobierno de Londres ha transformado en una gigantesca base militar después de evacuar por la fuerza a sus residentes entre 1968 y 1973 y de trasladarlos a las Seychelles y a Mauricio, a 2,000 kilómetros de distancia.

El despliegue fue anunciado el domingo por el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, que tiene una particular querencia a las amenazas apocalípticas, como quedó claro cuando apareció, en el mes de enero, con el cuaderno con el famoso apunte "5,000 soldados para Colombia", que dio pie a infinitas -e infundadas- especulaciones sobre una posible intervención militar de EU en Venezuela.

Bolton justificó el envío del Lincoln y de los bombarderos por "numerosas, preocupantes y peligrosas indicaciones y alertas", pero sin entrar en más detalles. El consejero de Seguridad Nacional añadió que, aunque "Estados Unidos no quiere la guerra con el régimen de Irán, está preparado para responder ante cualquier ataque, sea éste a través de terceros, de la Guardia Revolucionaria de Irán, o de las Fuerzas Armadas Iraníes". Esa idea fue confirmada ayer con la filtración de la información del Mosad. Claro que lo que dice el Mosad es, por su pura naturaleza, imposible de verificar.

Lo que sí parece claro es que este bien publicitado movimiento de fuerzas es un paso más en la tensión entre el eje formado por Israel, EU y Arabia Saudí contra Irán. El anuncio llega cuando se han producido nuevos combates entre el grupo palestino Hamas -que tiene el apoyo de, entre otros países, Irán- y el ejército de Israel en Gaza. Israel, además, quiere extremar la seguridad de cara a la celebración del festival de Eurovisión en ese país, la semana que viene.

El uso de fuerzas navales para proyectar el poder de Estados Unidos tuvo ayer un segundo caso, esta vez a 6,000 kilómetros de Diego García. Fue en el Mar del Sur de China, una franja de 3,5 millones de kilómetros cuadrados (unas 7 veces España) que reivindican varios países pero que Pekín se está anexionando al construir unilateralmente bases militares sobre los atolones de coral. Dos destructores estadounidenses, el Preble y el Chung Hoon, entraron en esas aguas que China considera suyas, lo que provocó una airada reacción diplomática de Pekín. El expansionismo chino en la región ya quedó de manifiesto la semana pasada cuando la fragata francesa Vendémiaire fue acosada por barcos de guerra chinos por pasar por el Estrecho de Taiwán.



regina
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México