Internacional - Política

Maduro acusa al vicepresidente de EU de ponerse la "capucha del Ku Klux Klan"

2019-05-08

Guaidó, quien también preside la AN, defendió a sus diputados acusando a los...

Por DANIEL LOZANO, El Mundo

Nicolás Maduro ha reaparecido en la televisión venezolana para defender a sus aliados más cercanos, señalados por EU y por distintas investigaciones periodísticas de estar supuestamente involucrados en la asonada fallida del 30-A. "El gobierno supremacista de Donald Trump declara todos los días contra la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). ¡Una falta de respeto!", subrayó el jefe revolucionario para respaldar las afirmaciones de su ministro de Defensa, el general Vladimir Padrino, y del presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno.

"Lo único que le falta a Mike Pence (vicepresidente de EU) es ponerse la capucha del Ku Klux Klan. Vomitan racismo, desprecio, colonialismo", añadió Maduro. Pence hizo pública este martes la retirada de sanciones contra el general Cristopher Figuera, director del temido Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) hasta su destitución la semana pasada en la noche del 30-A.

"Esta revolución es la fuerza rebelde de Hugo Chávez y no se somete ante nadie", arengó el mandatario sólo horas después de que Moreno, primer encargado de arrebatar la inmunidad parlamentaria a 10 diputados de la oposición, reiterase su fidelidad al chavismo. El presidente del TSJ, antes del gran salto de abogado a juez, creció a la sombra de Maduro, quien no tuvo en cuenta su pasado como policía político acusado de dos homicidios.

"Mike Pence pretende de manera irrespetuosa e injerencista someter a las altas autoridades judiciales a amenazas que son violatorias de los principios de independencia", declaró el presidente del alto tribunal ocho días después de la fallida asonada.

El refugio de la diputada Mariela Magallanes en la residencia del embajador de Italia en Caracas ha precedido a la última embestida revolucionaria contra el Parlamento democrático y contra los militares que se sublevaron la semana pasada.

Los últimos tres diputados imputados son Juan Andrés Mejía, Freddy Superlano y Sergio Vergara, todos ellos dirigentes de Voluntad Popular (VP), partido del presidente encargado, Juan Guaidó, y del ex prisionero político Leopoldo López.

Vergara, jefe de bancada en la Asamblea Nacional (AN) suple además a Roberto Marrero como mano derecha del líder opositor. Mejía es uno de los principales dirigentes del partido y uno de los conductores del "Plan País" y Superlano encabeza la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional (AN), donde se realizan las principales investigaciones de las tramas de corrupción de la revolución. "Ante esta arremetida y peligrosa acción de un régimen moribundo, nos mantendremos fuertes, unidos y con gallardía en las calles", replicó Superlano.

"Que me vengan a meter preso. Yo ni me voy a asilar por una embajada, ni voy a coger una trocha (paso fronterizo clandestino) ni me voy a ir del país", respondió Henry Ramos Allup, líder de Acción Democrática. "No es tiempo de lloriqueos, es la hora de asumir banderas de libertad replicando ejemplos al pueblo que sufre la tragedia", añadió el vicepresidente del Parlamento, Edgar Zambrano.

Guaidó, quien también preside la AN, defendió a sus diputados acusando a los dos "ilegítimos" órganos revolucionarios de estar por encima de la voluntad de 14 millones de venezolanos. "Los allanamientos de inmunidad no detendrán la calle y el cambio en Venezuela", subrayó el líder opositor, quien de momento se mantiene al margen de la arremetida revolucionaria en una decisión que levanta un mar de suspicacias.



regina
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México