Diagnóstico Político

Morena: ¿Quiénes son y cómo piensan sus diputados?

2019-05-10

Antes de poseer el actual cargo en el Congreso de la Unión, los diputados de Morena...

MARIANA SENDRA Y HÉCTOR CENTENO | Política Exterior

Cuando el 2 de octubre de 2011 el actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), impulsó la corriente política conocida como Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) pocos podían pensar que, casi siete años más tarde, ganarían la presidencia de México y tendrían la mayoría en el Congreso de la Unión. El éxito fue rotundo en la Cámara, donde actualmente cuentan con 259 de los 500 escaños: mayoría absoluta. Debido a la importancia que ha adquirido el partido de AMLO en la Cámara Baja, analizamos a los diputados morenistas.

En el marco del proyecto Elites Parlamentarias de América Latina del Instituto de Iberoamérica de la Universidad de Salamanca, se han realizado encuestas al 20% de los diputados de Morena, lo que permite conocer mejor al partido atendiendo a aspectos como el perfil sociodemográfico, la trayectoria política, las preferencias políticas, económicas y religiosas, así como su posición respecto a temas como el matrimonio homosexual, la legalización de drogas o el aborto.

Un perfil sociodemográfico heterogéneo

La edad media de los diputados de Morena es de 46,5 años, ligeramente superior a la edad media del resto de representantes (46). Entre ellos, el 81% afirma contar con estudios universitarios y el 21% asegura además poseer estudios de posgrado. Este último dato se encuentra por debajo de la media de los diputados de otros partidos que tienen estudios de posgrado (42%). Además, el 47% de los que afirman haber completado estudios universitarios de grado superior y/o posgrado han realizado alguno de sus estudios en el extranjero, destacando países como España, Estados Unidos, Francia, Argentina o Inglaterra. Finalmente, un dato exclusivo de MORENA es que, el 19% de los entrevistados, tienen, cómo máximo, estudios secundarios o asimilados. El nivel mínimo formativo del resto de diputados entrevistados es la educación universitaria.

Antes de poseer el actual cargo en el Congreso de la Unión, los diputados de Morena desempeñaron diferentes y muy variadas profesiones. Entre los 53 entrevistados existen hasta 26 profesiones diferentes, siendo la más común la de profesor de escuela básica (15%), seguido de funcionario público (9,5%) y actividades relacionadas con la asesoría (9,5%). Además, un 7,5% viene del sector empresarial industrial, y otro tanto está relacionado con actividades de comercio. Otros diputados de Morena fueron meseros, ganaderos, agricultores, apicultores, amas de casa, obreros, conductores, estudiantes o jubilados. Estos datos nos reflejan la diversidad de perfiles que integran el partido, fruto de un movimiento político originario que respondía a problemáticas transversales a diferentes sectores de la población, tales como la corrupción o el descontento con los partidos tradicionales.

Trayectoria política: procedencias diversas y poco experimentados

En Morena el partido político no es el principal agente de reclutamiento para cargos electivos, ya que comparte esta función casi en la misma proporción con asociaciones civiles, organizaciones sociales y movimientos estudiantiles.

Por otro lado, casi un 40% de los diputados inició su trayectoria política en los últimos ocho años, y para el 47%, su primer partido político de militancia fue Morena.

En cuanto a la socialización política originaria, no se observa una alta dependencia del entorno familiar, puesto que el 66% no tiene familiares que se hayan dedicado a la política. Otro de los rasgos que sobresale es la escasa experiencia en cargos electivos y de designación, el 75% de los diputados no ha ocupado nunca un puesto de elección popular y el 81% nunca ha ocupado ningún puesto de designación. Solo en el caso de cargos partidarios se aprecia una mayor experiencia con un 59% de diputados que han desempeñado puestos en el partido.

Respecto de las proyecciones futuras del desarrollo de su carrera, el 90% de los diputados tiene intención de continuar en política después de haber finalizado su mandato, siendo la reelección como diputado y el cargo de alcalde, los principales puestos a los que aspiran en caso de continuar.

De izquierda moderada y contrarios a la disciplina de voto

Históricamente, en México las medias de autoubicación ideológica en el eje izquierda (1) – derecha (10) de los principales partidos se han mantenido estables, con el Partido Acción Nacional (PAN) posicionado más a la derecha (6,07 de media) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) más a la izquierda (3,02 de media), en tanto el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ocupa el centro ideológico con un valor medio de 5,04 (Olguín & Campillo, 2016).

No obstante, a partir de las elecciones de 2018, Morena ha desplazado al PRD del espacio ideológico de izquierda. Es importante tener en cuenta que en las elecciones presidenciales del 2018, el PRD formó parte de la Alianza “Por México al Frente” junto al PAN y Movimiento Ciudadano, dos partidos tradicionalmente de derecha y centroderecha, respectivamente. En cuanto a su estructuración ideológica, tanto la posición de los diputados como la que éstos le atribuyen a su partido coinciden, en promedio, cercanos al valor 3, es decir, con tendencia hacia la izquierda. Sin embargo, a pesar de que las medias convergen, hay mayor dispersión de respuestas en la ubicación del partido. En otras palabras: hay menor grado de acuerdo sobre donde ubicar la identidad ideológica de su partido que entre la propia auto ubicación ideológica de los diputados.

Por otro lado, en lo que respecta a sus preferencias sobre modelos de regulación económica, podemos apreciar que, en promedio, los diputados de Morena se encuentran casi en la posición 5. Es decir que, en el plano económico, no serían totalmente estatistas, sino que se ubicarían más cercanos al centro.

Asimismo, se les preguntó cuánto de acuerdo estaban con la afirmación “cuando el empleo escasea, los mexicanos deben tener prioridad sobre los inmigrantes en el acceso a un puesto de trabajo”. La mitad de ellos parece estar de acuerdo o muy de acuerdo (51%), mientras que el 32% decía estar en desacuerdo o muy en desacuerdo. El resto de diputados morenistas no tenían clara su postura y afirmaron no estar ni en acuerdo ni en desacuerdo. Esta división se repite en el otro partido de centroizquierda, PRD, mientras que, llamativamente el Partido del Trabajo (PT) está mayoritariamente de acuerdo, al igual que el PAN y el PRI, con esta visión nacionalista de acceso al empleo.

Por otra parte, AMLO ha construido un relato con gran énfasis en el rol constituyente del pueblo, por ello nos preguntamos si los diputados están de acuerdo con la afirmación de que “las decisiones más importantes debían ser tomadas por el pueblo”. Un 45,3% está muy de acuerdo, un 17% está solo de acuerdo, y un 28,3% no está de acuerdo ni en desacuerdo.

Por último, teniendo en cuenta que Morena tiene actualmente mayoría parlamentaria en el Congreso, cabe preguntarse si esta mayoría se comportará de una manera cohesionada al votar distintas iniciativas de ley. En este sentido, un 9,4% piensa que debería exigirse siempre la disciplina de voto en el grupo parlamentario; un 28,3% opina que debería permitirse a cada diputado votar según su propio criterio, y el 62,3% piensa que esto debería depender del tipo de tema que esté discutiendo.

Creyentes y católicos, pero poco practicantes

En cuanto al apartado religioso, el 85% de los diputados de Morena dicen ser creyentes, algo ligeramente inferior a la media del resto de diputados, que se sitúa en el 88%. Y de entre los creyentes, el 73% afirma ser católico, el 16% dice no practicar ninguna religión y el 7% asegura ser agnóstico o ateo. Evangélicos y protestantes quedan como grupos minoritarios con un simbólico 2%. Sin embargo, la media de católicos en MORENA es de trece puntos inferior a la media de católicos del resto de diputados, situada en el 86,4%.

Si bien la gran mayoría reconoce ser creyente, más del 75% de los diputados de Morena acude a servicios religiosos una vez al mes o menos. Y entre ellos, el 39% reconoce no acudir nunca o casi nunca. Los que acuden a servicios religiosos una vez por semana no superan el tercio de diputados (27,9%).

Sobre matrimonio gay, aborto y legalización de las drogas

También se les preguntó su posición personal sobre cuestiones como el matrimonio homosexual, el aborto y la legalización de las drogas, siguiendo una escala de 1 a 10, siendo 10 el máximo nivel de aprobación. En relación con el primer aspecto, solo un 9,4% se situaba en el 1 en la escala (desaprobación total), mientras que el resto se situaba por encima del 5, y más de la mitad (el 58%) se colocaba en el 10, estando totalmente a favor de reconocer este derecho.

Respecto al aborto, el 11% se posicionó totalmente en contra y más del 86% se situaba del 5 en adelante. De igual manera sucede con la legalización de las drogas, un 11,3% está totalmente en contra y más del 86% se encuentra en la mitad superior de la escala, siendo un 30,2% de los diputados quienes dan su aprobación total.

El político tipo de Morena

Morena constituye una fuerza política de reciente creación cuyos representantes son, como hemos visto, adultos con formación diversa, predominando la universitaria, y con perfiles laborales heterogéneos. En su mayoría son políticos nuevos, con escasa experiencia en este ámbito y en gestión, y poca socialización familiar política. Según detalla Manuel Alcántara Sáez en El oficio del político, en el inicio de toda carrera política se conjugan los activos individuales con los que cuenta el político, que conforman su capital original, con los mecanismos institucionales de entrada que pueden tener carácter partidista o no. En base a la descripción realizada sobre su perfil sociodemográfico y trayectoria, podríamos decir que el mecanismo de entrada en el caso de Morena es no partidista, ya que los diputados no poseen un capital original estrictamente político y su perfil es más bien individual-electoral, al tratarse de personas que entraron en la política mediante procesos electorales, y cuyo activo más importante proviene fundamentalmente del campo social. En general, la mayoría formó parte anteriormente de alguna asociación civil o movimiento social y/o estudiantil.

Desde el punto de vista de sus preferencias político-económicas, advertimos un perfil de centroizquierda, alineado ideológicamente con el partido, aunque no programáticamente, pues podríamos esperar que no siempre voten de igual manera y en cohesión con la posición del partido en todos los temas.

En materia religiosa, son creyentes, pero no practicantes, lo cual podría indicarnos que su postura está más basada en la tradición o la costumbre que en la convicción moral. Finalmente, esto puede explicar que en su mayoría estén a favor en cuestiones sociales como la legalización del matrimonio homosexual y la legalización de las drogas y del aborto.

Dada la diversidad sociodemográfica de los diputados de Morena en la Cámara Baja y teniendo en cuenta su reconocida poca disciplina en el voto, el gran reto del partido será mantener su cohesión interna de cara a la recién aprobada consulta de revocatoria para ratificar o no al presidente al tercer año de su mandato.



Jamileth