Nacional - Seguridad y Justicia

Juez de la Suprema Corte de Justicia, Eduardo Medina, sospechoso por transferencia dinero

2019-06-07

Los depósitos bancarios inusuales de Medina, de 62 años, ex Procurador General, y ex...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- Un juez de la Suprema Corte de Justicia, Eduardo Medina, se encuentra en la mira de la justicia debido a que realizó transferencias irregulares a bancos extranjeros que se sospecha podrían provenir de sobornos para favorecer algunos de sus veredictos.
    
Los depósitos bancarios inusuales de Medina, de 62 años, ex Procurador General, y ex embajador de México en Gran Bretaña y Estados Unidos fueron reportados por el gobierno estadounidense y británico al mexicano.
    
El presidente Andrés López Obrador reveló que Washington alertó a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del ministerio de Finanzas sobre estos movimientos poco comunes de cuentas bancarias en el extranjero.
    
"Hay información del gobierno de Estados Unidos pero eso no significa que sea culpable. Son indicios", dijo López Obrador, aunque la UIF declaró que ha iniciado una "investigación robusta" sobre este caso, a partir de la información que ha recibido del extranjero.
    
El magistrado Medina no reconoció las operaciones que se le atribuyen en cuentas en Estados Unidos y Reino Unido pero dijo que sus ingresos mayores a los de su actividad en la Corte se derivan de inversiones en empresas familiares.
    
"En caso de que existan indicios de una actividad ilícita, una vez analizada la información de sede nacional e internacional, se procederá en consecuencia", señaló Santiago Nieto, titular de la UIF. "La política del gobierno de México es cero tolerancia a la corrupción", indicó.
    
Según estimaciones de la prensa local, los ingresos totales del juez de 2013 a 2017, según sus declaraciones de impuestos son cuatro veces menos a la suma de las transferencias.
    
En total, envió 2,3 millones de libras esterlinas desde sus cuentas de HSBC en México a Reino Unido y 2,1 millones de dólares a Estados Unidos.
    
Los reportes de "actividad sospechosa" de la Agencia Nacional de Crimen británica (NCA, por sus siglas en inglés) y del Departamento del Tesoro estadounidense arrojan información comprometedora para Medina, pero el juez se defendió al señalar que la información publicada "es falsa e inexacta".
    
El influyente funcionario del poder judicial indicó que los números de cuenta en Estados Unidos y Reino Unido que recibieron supuestas transacciones y transferencias no corresponden a sus cuentas bancarias.
   
"No reconozco como propias las operaciones que detalla. Los montos globales que señala son completamente ajenos a mi realidad económica", afirmó.
    
El tema ya generó una polémica en el Congreso, donde legisladores del oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda) demandaron que el "ministro" (como se conoce a los miembros del máximo tribunal) "aclare a detalle" las transferencias bancarias en cuestión.
    
Los parlamentarios Pablo Gómez y Dolores Padierna indicaron que las autoridades federales pueden investigar esos movimientos reportados a México, pero dijeron que es necesario que Medina "sea el primero en precisar los movimientos millonarios detectados en sus cuentas".
    
Gómez recordó que el funcionario podría ser objeto de "juicio político" o "impeachment" para ser eventualmente removido.
    
"No hay que anticipar hipótesis, pero sí debe quedar claro que no hay nada irregular o indebido. Si hay una queja o denuncia, la Cámara de Diputados tendrá que intervenir y pronunciarse sobre un juicio político", indicó.
    
El senador de la oposición conservadora Damián Zepeda, del Partido Acción Nacional (PAN) urgió a la Fiscalía General a actuar en contra de Eduardo Medina si es que tiene indicios de irregularidades en sus transferencias financieras.
    
No obstante, reprochó a López Obrador que ventile en caso cuando aún está en vías de investigación.
    
"No abona en nada a la democracia el que el Presidente esté abordando temas así de ligero en sus conferencias", afirmó. El caso puso de nueva cuenta en posición embarazosa a la Corte Suprema pues hace apenas dos días se anunció oficialmente que 15 jueces fueron destituidos por casos de corrupción y acoso sexual en los últimos meses.



Jamileth