Internacional - Economía

Trump dice confiar en que México cumplirá nuevo acuerdo migratorio

2019-06-08

El pacto, anunciado el viernes después de tres días de negociaciones en Washington,...

Por Jonathan Landay

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anticipó el sábado que México cumplirá de manera resuelta el nuevo acuerdo sellado que amplía un polémico programa de asilo e impulsa la seguridad en su frontera sur para frenar el flujo de inmigrantes centroamericanos que intenta cruzarla.

El pacto, anunciado el viernes después de tres días de negociaciones en Washington, frenó la amenaza de Trump de imponer aranceles del 5% a todas las importaciones de bienes mexicanos a partir del lunes.

“México se ocupará a fondo, y si hacen eso, será un acuerdo muy exitoso entre Estados Unidos y México”, tuiteó el mandatario estadounidense en la mañana del sábado.

Trump dijo también que México empezará a comprar de manera inmediata “grandes cantidades” de bienes agrícolas de productores estadounidenses, que se han visto muy afectados por su guerra comercial con China y se arriesgaban a sufrir un nuevo golpe por eventuales represalias del vecino del sur si Trump imponía sus aranceles.

No estaba claro de inmediato si México hizo tal compromiso. La declaración conjunta de Estados Unidos y México que describe el acuerdo sobre inmigración no menciona la ampliación de las compras mexicanas de productos agrícolas de su vecino del norte.

En el nuevo acuerdo, México aceptó la expansión inmediata a lo largo de toda la frontera de un programa bajo el cual Estados Unidos devuelve a México a los migrantes solicitantes de asilo a la espera de la adjudicación de sus casos.

El programa ha estado operando desde enero en las ciudades fronterizas de Tijuana, Mexicali y Ciudad Juárez.

La American Civil Liberties Union (ACLU) y otros grupos de derechos civiles buscan desafiar legalmente el programa, que ha devuelto a México a más de 10.390 personas, la mayor parte de ellas centroamericanas.

México también acordó tomar medidas más enérgicas para frenar la inmigración ilegal a Estados Unidos, incluido el despliegue de fuerzas militarizadas de la Guardia Nacional en su frontera sur a partir del lunes.

Funcionarios fronterizos estadounidenses detuvieron a más de 132,000 personas que intentaban cruzar desde México en mayo, el nivel más alto desde 2006.

Trump amenazó con seguir aumentando los aranceles a los productos mexicanos hasta un 25%, a menos que México actúe para detener lo que él llama una “invasión”.

La amenaza enfureció a grupos empresariales e incluso a algunos aliados republicanos, quienes advirtieron que una batalla comercial con México perjudicaría a la economía estadounidense.

El acuerdo anunciado el viernes no incluyó la demanda de Estados Unidos de que México acepte la designación de “tercer país seguro”, lo que lo habría forzado a aceptar permanente a la mayor parte de los centroamericanos que buscan asilo.



JMRS