Cultura

Gobierno reclama por plagio a Carolina Herrera

2019-06-13

El gobierno mexicano fue el que acusó a Wes Gordon, director creativo de la famosa firma...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- Los reclamos por plagio a las creaciones de artesanos indígenas de parte de los grandes casas de moda no son nuevos pero el más reciente podría generar una mayor resonancia internacional por cuanto involucra a una figura de la talla de Carolina Herrera.
    
El propio gobierno mexicano fue el que acusó a Wes Gordon, director creativo de la famosa firma propiedad de la diseñadora venezolana radicada en Estados Unidos, de incorporar en sus prendas "elementos identitarios de los pueblos originarios" de este país.
    
Gordon respondió a la acusación con el señalamiento de que no busca apropiarse de la la cultura de los pueblos indígenas a través de su colección Resort 2020, sino al contrario, rendir un homenaje a "la riqueza cultural mexicana".
    
La ministra de Cultura Alejandra Frausto envió el lunes último a la compañía una carta en la que le exige una "explicación pública" sobre por qué incluyó figuras emblemáticas de la iconografía textil mexicana.
    
Entre otras cosas, Frausto se refirió a la incorporación de diseños como los famosos "Sarapes de Saltillo", ponchos multicolores que se usan como abrigos, elaborados en la ciudad del mismo nombre del norte del país o diseños de indígenas de los estados de Hidalgo y Oaxaca.
    
Además, la funcionaria le pidió a Gordon que aclare si las comunidades de donde provienen los diseños usados en la nueva colección de Carolina Herrera "se verán beneficiadas" de las ventas de las prendas.
    
Destaca en la nueva colección un vestido blanco con bordados de animales de colores brillantes entrelazados con flores y ramas, que son idénticos a artesanías textiles producidas en la comunidad de Tenango de Doria, estado de Hidalgo, cerca de la capital.
    
"En estos bordados se encuentra la historia misma de la comunidad", señaló Frausto en la misiva enviada a Wes Gordon.
    
También sobresale otra prenda típica del Istmo de Tehuantepec, la franja más angosta del territorio mexicano.
    
La ministra demandó realizar un "debate mundial sobre los derechos culturales de los índigenas y dijo que "se trata de un principio de consideración ética que nos obliga a hacer un llamado de atención y poner en la mesa un tema impostergable".
    
La funcionaria lanzó un llamado vehemente a "promover la inclusión y hacer visibles a los invisibles" en el mundo de la moda internacional.
    
En un comunicado de respuesta, Gordon reconoció el "maravilloso y diverso trabajo artesanal" de México e hizo notar que la colección está inspirada en sus colores y en sus técnicas artesanales.
    
"La presencia de México es indiscutible en esta colección. Es algo que salta a la vista y que en todo momento quise dejar latente como una muestra de mi amor por este país y por el trabajo tan increíble que he visto hacer allí", afirmó.
    
"Mi admiración por el trabajo artesanal a través de mis viajes a México ha ido creciendo con los años. Con esta nueva colección he intentado poner en valor este magnífico patrimonio cultural", expuso.
    
También indicó que la firma Carolina Herrera es "una de las principales emisarias del espíritu latino en todo el mundo".
    
Anteriormente otras firmas de diseño de modas como las españolas Zara y Mango, las francesas Isabel Marant y Louis Vuitton y la estadounidense Michael Kors, recibieron reproches en México por acusaciones de plagio.
    
Ante la popularidad en el mundo de la moda internacional de creaciones inspiradas en el arte indígena, el Senado mexicano promueve actualmente una iniciativa para proteger del plagio por parte de las grandes marcas los diseños de las comunidades aborígenes.
    
Según la propuesta de la Cámara Baja, se requiere "proteger a los grupos y comunidades indígenas del plagio y robo de sus creaciones artísticas, que llevan a cabo empresas internacionales y marcas trasnacionales".
    
Los expertos estiman que los diseños históricamente preservados en las diversas tradiciones de México "son invaluables" y "su contexto ritual y el hecho de condensar una riquísima cosmogonía, hacen de ellos patrones y motivos únicos".
    
El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl González, advirtió la existencia de un "vacío legal en la materia y definió como "prioritario colocar en la agenda pública nacional este tema".



Jamileth