Educación

King’s College: exigencia académica

2019-06-21

Aquel pequeño chalet de 1969 dio paso a unas modernas instalaciones que incluyen un programa...

Nacho Meneses, El País

Hace ahora 50 años, nacía en un pequeño chalet del centro de Madrid el King’s College, con la intención de convertirse en un referente de la educación británica en el exterior. Lo que empezó entonces con un pequeño grupo de 70 alumnos se ha convertido hoy en una organización educativa de prestigio con 8,000 estudiantes de entre 20 meses y 18 años repartidos en centros de España, Reino Unido, Panamá, Alemania y Letonia; siempre de la mano de un exigente currículum impartido en inglés que, junto a unos excelentes resultados académicos, se esfuerza por garantizar la formación integral del alumno. Aquel pequeño chalet de 1969 dio paso a unas modernas instalaciones que incluyen un programa de aprendizaje digital gracias a un acuerdo con Google. Situadas en Tres Cantos, una localidad 25 kilómetros al norte de Madrid, acogen diariamente a 1,600 estudiantes de medio centenar de nacionalidades.

En ese heterogéneo grupo de jóvenes, los alumnos de América Latina tienen una presencia cada vez mayor. Así, cincuenta estudiantes procedentes de países como Venezuela, México y Perú estudian e incluso residen entre sus muros, en Tenbury House (un "hogar lejos del hogar" para residentes de Europa, China, América Latina, etcétera). Allí se adaptan sin problemas a su vida académica, como reconoce Matthew Taylor, director de la escuela que King’s College en Madrid: "Tienen además la ventaja de ser hispanohablantes, aunque suelen venir con un buen nivel de inglés. Los idiomas son clave para que la integración se produzca con éxito". Eso, y la atmósfera reinante, que los alumnos coinciden en calificar de positiva y acogedora.

A excepción de las clases en otros idiomas, el inglés es la lengua vehicular de la enseñanza y de la comunicación entre los alumnos. "Eso sí, no tienen ningún problema en cambiar de un idioma a otro dependiendo de con quién estén conversando", recuerda Taylor. Todos los estudiantes se gradúan siendo bilingües, y muchos hablan con fluidez francés e incluso alemán.

Aprendizaje personalizado

A partir de los 15 o 16 años, los estudiantes de King’s College entran en la fase final de su educación preuniversitaria. Un ciclo de dos años (conocido como Sixth Form) en el que los futuros graduados escogen la especialización que desean y que, en muchos casos, les abre las puertas de las mejores universidades del mundo: en la actualidad, 224 estudiantes acuden a alguna de las universidades del Russell Group, que incluye las 24 mejores británicas; y han enviado alumnos a prestigiosas instituciones norteamericanas como Harvard, Berkeley, Duke, Florida o New York. En general, entre un 60 y un 70% de ellos escogen el Reino Unido como destino para continuar su educación.

"Uno de los aspectos que más valoran nuestros estudiantes es que ofrecemos una educación integral al alcance de todos, no solo de una pequeña élite de alumnos. La nuestra es una escuela inclusiva que cuida a sus estudiantes", añade Taylor. Cuando alguien solicita plaza, pasa por un proceso de selección en el que se evalúan sus conocimientos en inglés y su madurez intelectual. Y en el caso de que el nivel esté por debajo de lo deseado, aquellos mayores de 15 años tienen la opción de cursar un año de adaptación (induction year).

Pero ¿de qué manera se personaliza la educación? "A partir del otoño de 2020", los estudiantes de King’s College tendrán la opción de elegir entre dos rutas de especialización paralelas: el Bachillerato Internacional, de próxima implantación, o los A Levels; ambas con un amplio reconocimiento internacional. En esta última, la oferta tradicional del centro, los alumnos escogen tres materias que estudian en profundidad a lo largo de los dos últimos años de su escolarización (Years 12 & 13), además de un proyecto de investigación. A grandes rasgos, esas asignaturas pertenecen a las áreas de Ciencias, Humanidades o Artes Creativas. No se trata de un itinerario cerrado: los estudiantes eligen (y el centro recomienda que lo hagan) aquellas materias que mejor se les dan y que más aprovechan. "Esa es la verdadera clave para que disfruten de su experiencia en Sixth Form", asegura Taylor. Dos años en los que no se trata solo de estudiar: también abundan actividades extraescolares como las competiciones de debates de Model United Nations, fútbol, música, teatro...

Bachillerato Internacional

Los alumnos que opten por esta opción académica, de gran reputación en universidades de élite en Reino Unido, resto de Europa y Estados Unidos, tendrán acceso a un completo programa con énfasis en la educación integral del estudiante. El abanico de materias es más amplio y, en él, "aprenderán a reflexionar sobre lo que cuenta verdaderamente como conocimiento, cómo es valorado e interpretado, a la vez que identificarán sus oportunidades de desarrollo en diferentes materias", explica Matthew Taylor. Además, completarán un servicio de voluntariado enfocado en contribuir a la vida escolar o las comunidades locales, poniendo en marcha un proyecto que han de manejar, analizar... "Les enseña a adaptarse y a ser organizados (…) Es una filosofía que se basa en desarrollar no solo personas con una buena educación, sino también con principios y comprometidas".



Jamileth
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México