Nacional - Seguridad y Justicia

Sale a la luz nuevo escándalo de Odebrecht

2019-06-27

El primero fue dado a conocer hace unos meses e involucra al exdirector de la petrolera...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- Un nuevo escándalo de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, por 13 millones de dólares, fue sacado a la luz hoy por la organización civil Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.
    
El nuevo escándalo se agrega al primero conocido, por 10,5 millones de dólares.
    
El primero fue dado a conocer hace unos meses e involucra al exdirector de la petrolera gubernamental PEMEX, Emilio Lozoya, fugitivo de la justicia, quien según algunas fuentes habría recibido fondos para apoyar la campaña del expresidente Enrique Peña y para adquirir dos lujosas mansiones.
    
El reporte de MCCI se apoya en la investigación internacional transfronteriza coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación en 11 países, la mayoría de América Latina.
    
Según este documento, Odebrecht repartió sobornos a funcionarios del más alto nivel, entre los cuales figuran expresidentes y exministros que ya han sido encarcelados.
    
Cuatro empresas mexicanas habrían recibido los 13 millones de dólares en coimas para corromper en México y otros países como Ecuador y Guatemala, de acuerdo con la nueva revelación.
    
El informe de MCCI señaló como principal protagonista de este nuevo escándalo a un despacho del estado norteño de Tamaulipas usado para ayudar a operar a dos empresas fantasmas usadas por el llamado "Departamento de Sobornos" de Odebrecht.
    
Los sobornos millonarios habrían pasado de mano en mano de por lo menos tres empresas intermediarias de Tamaulipas y del estado de Veracruz, costas del Golfo de México.
    
Las firmas fueron identificadas como PLC Servicios, TTG Asociados y Blunderbuss Company de México, que funcionaban simulando contratos para ocultar pagos ilegales a políticos o para financiar a candidatos a puestos electivos.
    
Por ahora, está por verse adonde fueron a parar esos sobornos, pero el tema da mucha tela de donde cortar por parte de la Fiscalía General de la República.
    
Una de las operaciones de PLC Servicios involucra a una obra de infraestructura carretera en Guatemala, mientras otra de TTG con una obra hidráulica y un gasoducto en Ecuador, ambas ejecutadas por Odebrecht.
    
Esta es la primera vez en que se descubre que despachos mexicanos de abogados habrían sido usados como plataforma para operaciones irregulares del gigante brasileño en otros países.
    
Hasta ahora, Odebrecht ha admitido el pago de sobornos por 18 millones de dólares en Guatemala, para obtener un contrato de 384 millones de dólares para la construcción de una autopista que conectaría con México y que no pudo ser terminada.
    
El representante de tres empresas fantasmas en Veracruz que figura como dueño de PLC Servicios está vinculado al exgobernador Javier Duarte, detenido precisamente en Guatemala, en abril de 2017 y extraditado a México, donde es sometido a juicio por diversos cargos de corrupción.
    
Una de las obras que compromete a TTG Asociados, uno de los despachos mexicanos que figuran en esta alambicada trama de corrupción, sirvió para canalizar sobornos en la construcción de un acueducto llamado Represa la Esperanza-Refinería del Pacífico Eloy Alfaro, en la provincia de Manabí, Ecuador.
    
Desde 2017 se sigue el rastro de esta nueva vertiente de la presencia de Odebrecht en México, pero por el momento las autoridades no han podido encontrar a dónde fueron a parar los sobornos por 13 millones de dólares.
    
En México, a diferencia de la mayoría de los países donde Odebrecht actuó repartiendo dinero para ganar rentables contratos de obra pública, todavía no ha pisado la cárcel ningún exfuncionario público.
    
A fines de mayo pasado, fue arrestado en España sólo Alfonso Ancira, director de la acería Altos Hornos de México (AHMSA), por haber participado en la venta a PEMEX de una planta supuestamente inservible a precios muy superiores de su valor real.
    
Sin embargo, todavía no está claro si esta operación involucró a Odebrecht, aunque hay indicios de que una de las cuentas usadas por la constructora en Suiza fue usada por AHMSA para hacer pagos irregulares al exdirector de la petrolera, Emilio Lozoya.



Jamileth