Nacional - Política

López Obrador se queda en casa y lo critican por ausencia en la cumbre del G-20

2019-06-30

"El gesto de no ir al G-20 retrata a un Presidente encerrado en sus obsesiones locales, con...

Por Marcos Romero

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 29 JUN - El presidente Andrés López Obrador fue objeto de una tormenta de críticas por su rechazo a asistir a la Cumbre del G20, que se desarrolló en Osaka, Japón, donde fue el gran ausente aunque envió en su representación al canciller Marcelo Ebrard.
    
López Obrador envío una carta al primer ministro de Japón, Shinzo Abe, para disculparse por no estar presente en esta cita argumentando que "en México hay retos urgentes" que reclaman su atención y permanencia en el país.
    
Expertos en política internacional consideraron que era el momento oportuno para que se reuniera con su homólogo Donald Trump para hablar de la situación en la frontera común y de la amenaza de aranceles que esgrimió el jefe de la Casa Blanca para que su contraparte endureciera su política migratoria.
    
El analista Jorge Suárez-Vélez lo calificó de "irresponsable" y afirmó que "cuando más nos urge" que López Obrador exponga la "emergencia" migratoria "ante los principales líderes del mundo en Osaka, él prefiere quedarse" en México.
    
"No sé en qué época cree que vive, que quiere resolver todo con cartitas", escribió Romina, a través de las redes sociales.
    
Otro usuario de Twitter, identificado como Rodrigo, señaló que la "mala decisión" del jefe de Estado demuestra su "nula agenda internacional" y "rezagará a México en los próximos 6 años ante un mundo globalizado".
    
"El gesto de no ir al G-20 retrata a un Presidente encerrado en sus obsesiones locales, con una nula agenda internacional y poco trato con los principales mandatarios del mundo", afirmó.
    
En analista Pascal Beltrán dijo que se trató de "oportunidad desperdiciada" para que el mandatario mexicano se reuniera con Trump y hablar de sus diferentes y le dio municiones al magnate para que pueda después decir que tuvo miedo de encontrarlo.
    
Otro comentarista político, León Krauze, afirmó que López Obrador inasistió al cónclave en "el momento de mayor necesidad diplomática" en el cual México "necesita persuadir a los grandes actores del mundo de respaldar al país frente a Trump, ante los embates de Trump a México".
    
El ex legislador de oposición Manuel Clouthier se sumó al coro de rechazo por la negativa del presidente mexicano de acudir al encuentro de líderes de las economías más grandes del mundo y de los más importantes países emergentes.
    
"A López Obrador le falta visión de Estado y considerar que su asistencia a la cumbre del G20 era fundamental, ante la amenaza de Trump".
    
"Ojalá no sea que se siente menos y acomplejado ante los jefes de estado de otras naciones", indicó.
    
La ex candidata presidencial independiente Margarita Zavala, ex primera dama, afirmó que "no son momentos para fallar en la política exterior".
    
Los propios organizadores de la cumbre calificaron de "desafortunada" la decisión del mandatario azteca.
    
En su carta al anfitrión de la cumbre, entregada por el canciller Ebrard, López Obrador abogó por la adopción de medidas por parte de la comunidad internacional sobre el tema migratorio.
    
"Optar por la cooperación para el desarrollo es mucho más constructivo que cerrar las fronteras o recurrir al uso de la fuerza", señaló e indicó que "por encima de las fronteras están la justicia y la fraternidad universal".
    
Recordó que "la Agenda 2030, acordada por todos los miembros de la Organización de las Naciones Unidas, llama a impulsar actividades productivas, crear empleos y bienestar en los pueblos más pobres".
    
Durante su participación en la cumbre, Ebrard presentó ayer el Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica y se reunió con Donald Trump.
    
También tuvo un encuentro conjunto con los mandatarios de Chile Mauricio Macri y de España Pedro Sánchez, para analizar "los retos globales en la agenda del G20 y temas bilaterales".



JMRS