Migración

Centroamericanos devueltos a México por Estados Unidos son repatriados

2019-07-02

Las gestiones de transportación y asistencia fueron coordinadas por la Organización...

Por PETER ORSI | AP

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Las autoridades mexicanas transportaron el martes en autobús a sus países de origen a 69 migrantes centroamericanos que fueron regresados por Estados Unidos a Ciudad Juárez a esperar el resultado de sus solicitudes de asilo.

A través de un comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) describió la medida como el inicio de un “programa temporal de retorno voluntario” para los migrantes que están en el norte de México y desean volver a sus países de origen. La dependencia indicó que participaron 69 personas — 40 hondureñas, 22 guatemaltecas y siete salvadoreñas —, y que 66 de ellas habían sido regresadas como parte del programa estadounidense conocido como “permanencia en México.

El autobús salió de Ciudad Juárez a las 9 de la mañana y los 69 pasajeros deseaban ser repatriados a sus países de origen en el Triángulo Norte de Centroamérica, donde se originó el incremento migratorio de los últimos meses. Muchos de los repatriados son familias con hijos. El trayecto hacia la frontera sur de México es de por lo menos día y medio por carretera.

Las gestiones de transportación y asistencia fueron coordinadas por la Organización Internacional para las Migraciones, la SRE y el Instituto Nacional de Migración (INM), así como dos organizaciones no gubernamentales.

El INM dijo que el programa se implementaría próximamente también en Tijuana y Mexicali, otras dos ciudades que estaban recibiendo personas enviadas por Estados Unidos de acuerdo al programa que comenzó en enero pasado. La dependencia añadió que los 69 voluntarios tenían en regla su estatus migratorio en México.

Se desconoce el impacto que la medida podría tener en los solicitantes de asilo: si volver a su país significaba descartar su solicitud o si es posible continuar con el proceso desde Centroamérica. Los solicitantes de asilo que son enviados a México supuestamente deben cruzar la frontera hacia Estados Unidos para acudir a sus audiencias y posteriormente regresar de nuevo a México.

“Legalmente todo esto es nuevo, así que es difícil saber”, dijo Andrew Selee, presidente del Instituto de Políticas Migratorias.

Bajo el programa, Estados Unidos ha enviado a por lo menos 17,000 personas de regreso a México para una espera que podría tomar meses, e incluso años, mientras se procesan los casos en las cortes migratorias de Estados Unidos.

La amenaza de Estados Unidos de imponer aranceles a los productos mexicanos derivó en un acuerdo en el que México accedió a expandir el programa a otros puntos fronterizos, incluyendo las tres ciudades en los que ya se había implementado: Mexicali, Tijuana y El Paso.

Eso ha incrementado los temores entre los defensores de los migrantes de que las ciudades fronterizas mexicanas no estén preparadas para lidiar con el incremento debido a la falta de recursos y a que los albergues ya operan por encima de su capacidad.

Ciudades como Tijuana y Ciudad Juárez pueden ser lugares peligrosos que tienen elevadas tasas de homicidios. Más al este, en el estado de Tamaulipas, se sabe que desde hace años los cárteles han secuestrado, extorsionado y asesinado a migrantes.

Nuevo Laredo, Tamaulipas, limítrofe con Laredo, Texas, es una de las tres nuevas ciudades que serán parte del programa y recibirán a solicitantes de asilo devueltos por Estados Unidos.

Selee dijo que por lo regular los solicitantes de asilo pasan problemas para sobrevivir largos periodos en México en lo que esperan a que se decidan sus casos, por lo que no sorprende que algunos de ellos quieran regresar.

“Poner a las personas en una situación desconocida aumenta la presión sobre aquellos que no creen tener un caso de asilo suficientemente sólido o simplemente sienten que no pueden costear la vida en México”, añadió.

Señaló que es posible que Washington perciba la medida como un triunfo.

“Obviamente esto es lo que quería el gobierno del presidente Trump, poder demostrar que las personas que no tuvieron éxito en sus solicitudes de asilo están regresando, porque eso envía un mensaje a las demás personas que pretenden realizar la travesía”, comentó Selee.

A pesar de que Ciudad Juárez fue la última de las tres ciudades que comenzó a recibir a los solicitantes de asilo, ya rebasó en números a las otras dos. El INM dijo que la ciudad ha acogido a 7.706 personas, en comparación con las 5.709 en Tijuana y 3.299 en Mexicali.

Según cifras oficiales, de enero a junio se han registrado 104,000 migrantes irregulares en México y unos 76,000 han sido repatriados.



regina