Nacional - Economía

López Obrador relativiza la renuncia del secretario de Hacienda

2019-07-09

En un video difundido por Internet, el mandatario admitió que al interior de su gobierno hay...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- El presidente Andrés López Obrador aceptó hoy la intempestiva renuncia de su ministro de Hacienda, Carlos Urzúa y designó en su lugar a su "vice" Arturo Herrera, al tiempo que minimizó la decisión del artífice de las finanzas públicas.
    
En un video difundido por Internet, el mandatario admitió que al interior de su gobierno hay "incomprensión, dudas y hasta titubeos" al señalar que ante los cambios que impulsa su administración iniciada el 1 de diciembre pasado "se debe actuar con aplomo".
    
"Como se están llevando a cabo estos cambios, se cimbra, rechina y hay a veces la incomprensión o dudas, titubeos, incluso al interior del mismo Gobierno, del mismo equipo, pero nosotros tenemos que actuar con decisión y con aplomo", expuso al agradecer la "colaboración y apoyo" de Urzúa.
    
López Obrador admitió que Urzúa "no estaba conforme con las decisiones que se han tomado en la Administración federal", pero dijo que su compromiso es "cambiar la política económica que se ha impuesto en los últimos 36 años".
    
"Como es un cambio, una transformación, a veces no se entiende que no podemos seguir con las mismas estrategias, no se puede poner vino nuevo en botellas viejas", afirmó citando una frase bíblica.
    
"Es cambio de verdad, transformación, no simulación, no más de lo mismo, tenemos que acabar con la corrupción, con la impunidad, tenemos que hacer valer la austeridad republicana", señaló.
    
López Obrador ha sido blanco de críticas por haber despedido a entre 100,000 y 200,000 empleados gubernamentales durante los siete meses que lleva gobernando.
    
"Pensamos que va a haber crecimiento económico, vamos a sacar adelante al país sólo combatiendo la corrupción y no permitiendo los lujos en el gobierno, con una política de austeridad, esta es la fórmula que se está aplicando y nos está dando buenos resultados", indicó.
    
Algunos críticos sin embargo creen que lleva adelante una política "neoliberal" más radical que la de sus antecesores a pesar de criticar con frecuencia este enfoque ideológico.
    
López Obrador salió al paso de algunas opiniones que han comenzado a surgir en los ambientes políticos de que la dimisión de su ministro de Finanzas es señal de que la economía está naufragando.
    
"Mi administración tiene buenas cuentas, ya que ha aumentado la recaudación, no hay déficit, no ha crecido la deuda pública y el peso se ha fortalecido", afirmó.
    
Por su parte, Arturo Herrera, a quien López Obrador describió como "un funcionario con dimensión social", afirmó que enfocará su gestión a resolver las grandes "carencias y contrastes" que cruzan al país.
    
Herrera se tituló en Economía por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), uno de los principales ateneos públicos del país, con maestría en el Colegio de México y estudia un doctorado en la Universidad de Nueva York.
    
Entre otros cargos, fue Secretario de Finanzas cuando López Obrador era jefe de Gobierno en la Ciudad de México y fungió como gerente de la Unidad de Gestión Pública para América Latina dentro del Banco Mundial.
    
López Obrador confió en que el relevo "permita continuar con su proyecto en el que la prioridad son los pobres".
    
"No se trata de crecer por crecer, se trata de que haya más crecimiento económico, pero también que haya bienestar, en pocas palabras, que haya desarrollo, no solo crecimiento de la economía", indicó.
    
Urzúa renunció a su cargo bajo el argumento de que se han tomado decisiones de "política pública sin sustento e imposición de funcionarios sin conocimiento".



Jamileth