Migración

México en guardia, contra redadas de Trump

2019-07-09

El canciller Marcelo Ebrard señaló que encabezará la "asistencia a sus...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- El gobierno mexicano se declaró preparado para resistir las redadas masivas que pretende llevar adelante el presidente Donald Trump en grandes ciudades ante la falta de un acuerdo en el Congreso de su país para reformar las leyes de asilo.
    
El canciller Marcelo Ebrard señaló que encabezará la "asistencia a sus compatriotas" y si es necesario dijo que viajará a Estados Unidos para encabezar esta contraofensiva, mientras que la red de más de 50 consulados mexicanos en ese país realiza la aprestos para defender a sus compatriotas.
    
Ebrard afirmó que las sedes diplomáticas están evaluando "todos los medios legales" para proteger a los mexicanos frente a estas deportaciones.
    
"Hay muchas vías legales diferentes pero podría decir, sin temor a equivocarme, que estamos listos para defender de forma eficaz a los mexicanos en todo el territorio de Estados Unidos", señaló Ebrard ante el presidente Andrés López Obrador.
    
"Si Trump cumple con su amenaza, viajará a Estados Unidos para coordinar la respuesta de México a estas deportaciones: voy a ir para encabezar la defensa de nuestros connacionales en Estados Unidos", afirmó.
    
Ebrard ya estuvo el domingo pasado en el consulado mexicano en Los Angeles, el más grande de México en Estados Unidos, para revisar los planes de esta sede para encarar la estrategia de Trump, anunciada a fines de junio.
    
Originalmente, estaba previsto que después del 4 de julio, cuando se festeja la Independencia de ese país, como el "Día D" para el comienzo de las redadas.
    
Sin embargo, Trump declaró un aplazamiento de dos semanas, en medio del fuerte rechazo de la oposición demócrata y de organizaciones civiles pro inmigrantes de su país.
    
"Si hay deportaciones, allí estaremos", dijo Ebrard, el mismo que encabezó a principios de junio las negociaciones en Washington que impidieron a Trump cumplir su amenaza de imponer aranceles a las exportaciones mexicanas.
    
A cambio, México endureció su política migratoria y desplegó a 6,000 elementos de la Guardia Nacional a la frontera sur, además de que aceptó que si en 45 días no funcionaban las medidas podría aceptar un esquema de "tercer país seguro" para acoger a miles de migrantes que ya están en Estados Unidos buscando asilo.
    
El arreglo permitió ampliar un acuerdo parecido que ya permitió acoger en México a 14,000 personas sin documentos que esperan gestionar su asilo en ese país para lo cual se habilitaron 15 albergues en distintas ciudades de la frontera norte.
    
Según el director de la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés), Ken Cuccinelli, su país está listos para "encontrar, detener y repatriar a alrededor de un millón de indocumentados" que esperan órdenes de deportación, de los cuales 14.442 están detenidos.
    
Los consulados mexicanos y de otros países latinoamericanos que podrían verse involucrados en estas deportaciones comenzaron a realizar acciones preventivas para orientar a sus comunidades sobre la mejor forma de actuar en caso de ser detenidos.
    
El ambiente se ha vuelto muy tenso en las ciudades con abundante población latina y muchas personas por ejemplo están evitando salir de sus viviendas para acudir al médico o a las escuelas por temor a ser objeto de arrestos.
    
Los consulados mexicanos emprendieron una estrategia denominada "Conoce tus derechos" mediante la cual ofrecen información a sus ciudadanos para que sepan "la importancia, entre otras cosas, de registrar a sus hijos como mexicanos, a pesar de tener la nacionalidad estadOunidense, ya que esto puede facilitar una reunificación familiar".
    
Asimismo, exhortaron a los mexicanos a "evitar infracciones, como manejar en estado de ebriedad, para erradicar cualquier situación que los coloque en una situación de riesgo y ser deportados".
    
Durante los primeros cinco meses de 2019, las autoridades migratorias de México reportaron la repatriación de 89.185 mexicanos desde Estados Unidos, una cifra menor al mismo periodo de 2018.
    
Organizaciones civiles en Estados Unidos y autoridades locales de las llamadas "ciudades santuario" como Nueva York, Los Angeles y Chicago, también han establecido contacto con los consulados mexicanos para coordinar acciones en defensa de los migrantes.



Jamileth