Migración

Deportaciones de mexicanos menores a las previstas

2019-07-15

La Cancillería mexicana calcula que se elevarían a 1.807 la cifra total de ciudadanos...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- Las deportaciones de personas ordenadas desde este fin de semana por el presidente Donald Trump fueron mucho menores a las previstas, en especial en el caso de los mexicanos.
    
La Cancillería mexicana calcula que se elevarían a 1.807 la cifra total de ciudadanos de este país con orden definitiva para ser repatriados y se reportan apenas una cuantas decenas de detenidos, entre ellos 20 en la zona de San Diego, California, fronteriza con México, pero ninguno repatriado.
    
El canciller Marcelo Ebrard se enlazó vía telefónica con los 50 cónsules y la embajadora en Washington Martha Bárcena para conocer un primer reporte sobre el desarrollo de las llamadas "redadas masivas" anunciadas con bombo y platillo por Trump desde unas semanas antes.
    
"Hasta ahora no estoy preocupado de que nos rebase ese número" señaló al referirse a las 1.807 deportaciones previstas, por cuanto "no tendríamos problemas para recibirlos", afirmó Ebrard.
    
El ministro señaló que está ya en marcha una "estrategia jurídica" con "mecanismos de defensa rápida" en apoyo a los compatriotas detenidos.
    
Ebrard señaló que dependiendo de lo que ocurra en las próximas horas y días, personal de la cancillería se desplazará a Estados Unidos.
    
En una primera etapa, viajaría el Consultor Jurídico, el director de Protección a Mexicanos en el Exterior y la titular de Servicios Consulares de la Cancillería, pero si "el escenario se complica" viajará el viceministro para América del Norte Jesús Seade.
    
Sólo si la situación se tornara más preocupante, entonces está contemplado que el propio Ebrard encabece una delegación para hacerle frente.
    
Julian Escutia, director de Protección a Mexicanos en el Exterior, señaló que apenas se conoce que hay una redada, un grupo de funcionarios del consulado respectivo se trasladan al lugar.
    
Además, dijo que se ha contratado a unos 300 abogados y un centenar más de juristas consultores para hacerle frente a esta embestida.
    
La ofensiva antimigratoria de Trump está dirigida a personas con una orden de deportación definitiva de deportación emitida por autoridades estadounidenses, que configura un universo de más de un millón de personas de diferentes nacionalidades.
    
Ante este panorama, el Senado mexicano exigió al canciller enviar una nota diplomática de protesta al gobierno de Estados Unidos por las redadas al considerar que se trata de "un acto de discriminación que puede derivar en violaciones a los derechos humanos".
    
Sin embargo, el presidente Andrés López Obrador descartó hoy la posibilidad de enviar una carta de protesta a Washington y señaló que el reporte de deportaciones de mexicanos "no se ha incrementado y las cifras están dentro de los parámetros normales".
    
Durante su habitual conferencia de prensa matutina, en Palacio Nacional, López Obrador dijo que ha habido mexicanos detenidos pero hasta ahora ningún repatriado.
    
"Estamos pendientes, apoyándolos y en caso de que se diera esa deportación, estaríamos dándoles soluciones y alternativas", dijo el mandatario.
    
En términos generales, las deportaciones de mexicanos han disminuido alrededor de 30% por ciento tras el acuerdo con Estados Unidos en mayo pasado, afirmó López Obrador.
    
Se refería a un arreglo reciente en el cual su gobierno se comprometió a enviar a 6,000 elementos de la Guardia Nacional a reforzar la frontera para frenar el paso de migrantes.
    
López Obrador rechazó que el gobierno de Estados Unidos haya violado el acuerdo con México al anunciar las redadas.
    
"De lo que estamos hablando es de lo que se hace permanentemente en Estados Unidos y en México que es acompañar a migrantes que ya no fueron beneficiados con el asilo", afirmó.
    
Según informes oficiales estadounidenses, las redadas comenzaron desde el sábado último y se llevaron a cabo en nueve ciudades, pero no fueron masivas ni espectaculares como se esperaba porque "se perdió el factor sorpresa".



Jamileth