Internacional - Finanzas

La libra, golpeada por el Brexit, enfrenta la fuerza gravitatoria de la paridad

2019-07-17

La percepción general de que Gran Bretaña llegaría a algún tipo de...

Por Saikat Chatterjee

LONDRES (Reuters) - Los operadores de divisas que desconfiaban de posicionarse directamente para un Brexit duro puede que finalmente estén arrojando la toalla: las fuertes ventas de la libra esterlina este mes y métricas como los derivados y posiciones de inversores sugieren que no habrá un respiro.

La pregunta, tanto para los mercados como para el público, es entonces qué tanto podría debilitarse la libra esterlina.

Una lectura rápida de los canales de los gráficos muestra el nivel de 1,20 dólares a la vuelta de la esquina.

Pero grandes bancos del Reino Unido, como HSBC, ya están hablando de la posibilidad de que se rompan los mínimos que siguieron al referéndum del Brexit de 1,1491 dólares.

Y luego, las miradas se pondrían en el mínimo histórico de 1,0545 dólares de marzo de 1985, justo antes de que las potencias del G7 actuaron para frenar al superdólar de la era de Ronald Reagan en el llamado “Acuerdo del Plaza”.

Dejando a un lado los niveles técnicos, ¿está la libra en camino a la paridad tanto con el dólar y el euro?

La percepción general de que Gran Bretaña llegaría a algún tipo de acuerdo comercial de transición antes de abandonar la Unión Europea hasta ahora había mantenido a los inversores más o menos al margen de las apuestas contra la libra esterlina, por la preocupación de que la moneda británica se dispare si se llega a un acuerdo de última hora.

Si bien un Brexit no negociado todavía se considera poco probable, los agentes del mercado se están posicionando activamente al deshacerse de la libra. ¿Que ha cambiado?

El adalid del Brexit, Boris Johnson, al parecer asumirá como primer ministro británico la próxima semana con el compromiso de sacar a Reino Unido de la Unión Europea el 31 de octubre, pase lo que pase.

Además, una serie de datos económicos sombríos han puesto de relieve los riesgos del Brexit y parecen haber persuadido al Banco de Inglaterra para que relaje su sesgo.

Todo aquello ha hecho que la libra se tambalee un 6% desde principios de mayo, para cotizar en el entorno de un mínimo de dos años bajo 1,24 dólares, pese a que en abril la libra se negociaba cerca de 1,34 dólares. Pero las pérdidas están lejos de terminar, según las opciones y futuros.

Los datos de opciones muestran poco apoyo para la libra hasta que llegue a 1,20 dólares, un precio donde se han acumulado opciones por 1,000 millones de dólares. Ese valor, al que se puede ejercer la opción, expira en las próximas dos semanas.

Contra el euro, la libra se está acercando al nivel psicológico de 90 peniques, hay poco apoyo en ese nivel porque rara vez la moneda se ha negociado bajo ese precio en el pasado.

Estrategas de BNY Mellon apuntaron que desde que se creó la moneda única europea en 1999, la libra solo se ha comercializado menos del 3% del tiempo bajo los 90 peniques.

“Estos son niveles inexplorados para la libra y es probable que haya más sufrimiento esperando”, dijo Neil Mellor, estratega de monedas en BNY Mellon en Londres.



Jamileth