Nacional - Seguridad y Justicia

López Obrador y el dilema de la Fuerzas Armadas

2019-07-20

"Si estuviera en mis manos desaparecería al Ejército y lo convertiría en...


(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 20 JUL - Las acusaciones de que el presidente Andrés López Obrador está empeñado en debilitar a las Fuerzas Armadas de México crecen cada día entre analistas, expertos y algunos altos jerarcas castrenses, que muestran malestar.
    
A raíz de la reciente creación de la Guardia Nacional, un ente militarizado para combatir al crimen, se desplazaron 20,000 elementos del Ejército y otros 20,000 de la marina para conformar el nuevo cuerpo. El general de división retirado Sergio Aponte, una de las figuras destacadas de la ofensiva anticrimen lanzada hace más de 12 años por el gobierno, que arroja más de 160,000 muertos y unos 40,000 desaparecidos, difundió una carta pública dirigida a los soldados en la cual denunció esta tentativa de López Obrador.
    
Aponte denunció que "existe una intención de desaparecer a las Fuerzas Armadas" y lanzó un vehemente llamado a los militares a "levantar la voz para impedirlo". Aponte indicó que según "información" que atribuye a "algunos políticos" es que se quiere desaparecer al Colegio Militar, uno de los pilares de las Fuerzas Armadas.
    
El ex comandante militar en regiones estratégicas del país afirmó que acusaciones recientes "sin pruebas" de casos graves de abusos como la desaparición en septiembre de 2016 de 43 estudiantes en Iguala, estado sureño de Guerrero denotan "un resentimiento hacia nuestras instituciones militares".
    
Es claro que hay "un deseo de desprestigiar ante el pueblo de México, posiblemente con un fin ya definido", alertó. En octubre pasado, a cuatro meses del histórico triunfo de López Obrador en los comicios del 1 de julio del 2018, con el 53% de los votos, circuló un escrito anónimo de un militar en el cual se acusaba al mandatario electo de intentar "deshacerse de las Fuerzas Armadas".
    
El analista político Raymundo Riva Palacio señaló entonces que esta misiva expresaba "el sentir generalizado en las Fuerzas Armadas". Las inquietudes de sectores castrenses no son gratuitas pues López Obrador en diversas ocasiones se ha referido a la necesidad de prescindir de las Fuerzas Armadas bajo el argumento de que México no requiere defenderse de un "enemigo exterior".
    
"Si estuviera en mis manos desaparecería al Ejército y lo convertiría en la Guardia Nacional", dijo por ejemplo durante una entrevista el pasado 1 de julio al diario La Jornada al cumplirse un año de su histórica victoria que lo convirtió en el primer presidente de izquierda en este país en varias décadas. "México es un país pacifista que no necesita al Ejército y la defensa de la nación, la cual en caso necesario, la harían todos los mexicanos", señaló pero admitió que no desaparecerá la institución porque "existen resistencias" sin entrar en detalles.
    
"Una cosa es lo deseable y, otra, lo posible", afirmó al indicar que el paso de crear la Guardia Nacional con elementos de las dos armas (Ejército, que abarca a la Fuerza Aérea, y Marina) "fue importante" pero reconoció que "es un desafío" evitar que se presenten violaciones a los derechos humanos".
    
Desde que fueron incorporadas a la lucha contra el crimen organizado en diciembre de 2016, las denuncias contra las fuerzas militares por incurrir en graves abusos han crecido como la espuma no sólo de organizaciones no gubernamentales sino también de entes internacionales.
    
El mismo López Obrador, cuando era candidato por tercera vez a la presidencia, el año pasado, criticó fuertemente al Ejército y a la Marina y los acusó de "masacres y violaciones", e incluso de "estar en guerra contra el pueblo".
    
Sin embargo, cuando asumió la Presidencia su discurso cambió y responsabilizó a las instituciones armadas de diversas tareas desde construir un nuevo aeropuerto hasta combatir el sargazo en las playas del Caribe al sureste del país.
    
El analista político Jorge Fernández calificó de "desafortunadas" sus declaraciones.
    
Otro experto en el tema, Alejandro Hope, dijo que las Fuerzas Armas éstas "tienen tareas indeclinables que no pueden ser realizadas" por ningún otro cuerpo de seguridad como vigilar el espacio aéreo, las costas y los mares.
    
Sobre el argumento de que "México no enfrenta amenazas externas", Hope recordó que aún sin Donald Trump, algún gobierno futuro de Estados Unidos "pudiera ser aún más agresivo con México que el actual" y enfrentar ese futuro sin algún tipo de capacidad militar resulta francamente aventurado", afirmó.



JMRS
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México