Internacional - Seguridad y Justicia

La OTAN responderá a la ruptura del Tratado INF por culpa de Rusia y no ve creíble su propuesta de moratoria

2019-08-02

"La OTAN responderá de forma comedida y responsable a los riegos significativos que...

 

BRUSELAS, 2 Ago. (EUROPA PRESS) - Los países de la OTAN han culpado este viernes a Rusia de la ruptura del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés) que firmó Estados Unidos con Rusia en 1987 por su negativa a destruir de forma verificable sus polémicos misiles SSC-8 y han dejado claro que "la OTAN responderá de forma comedida y responsable a los riesgos significativos" que plantean sus misiles "para la seguridad aliada", mientras que el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, ha dicho que la moratoria sobre el despliegue de misiles de alcance intermedio propuesta por Rusia "no es una oferta creíble".

"La OTAN responderá de forma comedida y responsable a los riegos significativos que propuesta por Rusia "no es una oferta creíble".

"La OTAN responderá de forma comedida y responsable a los riegos significativos que plantean el misil ruso 9M729 para la seguridad aliada. Hemos acordado un paquete de medidas equilibrado, coordinado y defensivo para garantizar que la postura de disuasión y defensa de la OTAN sigue siendo creíble y eficaz", han subrayado los aliados en una declaración del Consejo del Atlántico Norte.

Los aliados han recalcado que "Rusia tiene la responsabilidad exclusiva de la ruptura del Tratado" y lamentan que "no haya mostrado ninguna voluntad ni dado ningún paso verificable para volver al cumplimiento" del mismo.

Así, han cerrado "plenamente" filas con la decisión de Estados Unidos de completar este viernes su retirada del Tratado, teniendo en cuenta que Moscú "sigue" incumpliéndolo y tras desaprovechar "la última oportunidad" que le dieron para destruir sus polémicos misiles en los últimos seis meses.

"No es sostenible una situación en la que Estados Unidos cumple plenamente con el Tratado y Rusia no", han manifestado, si bien han reiterado su compromiso con preservar y reforzar el control de armas, desarme y no proliferación a nivel global de manera "efectiva" y han asegurado que siguen aspirando "a una relación constructiva con Rusia, cuando las acciones de Rusia lo hagan esto posible".

Stoltenberg ha reiterado que los aliados no quieren "una nueva carrera armamentística" y no tiene "ninguna intención de desplegar nuevos misiles nucleares en tierra en Europa". "No mimetizaremos lo que hace Rusia", ha zanjado, al tiempo que ha considerado que la moratoria oferta por Moscú "no es una oferta creíble" porque lleva "unos años" desplegando sus misiles cuando deberían "parar" su despliegue y "destruir" sus sistemas.

"Hemos decidido que trabajaremos en cuestiones como los ejercicios, la inteligencia, vigilancia y reconocimiento, las defensas aéreas y antimisiles y las capacidades convencionales. También garantizaremos que nuestra disuasión nuclear sigue siendo segura y eficaz", ha subrayado en rueda de prensa en la OTAN.

Algunas de las medidas se pueden poner en marcha "rápidamente y otras llevarán más tiempo", pero Stoltenberg ha asegurado que los aliados "no se apresurarán" con ninguna ni darán "pasos temerarios".

"Consideramos nuestras opciones con cuidado", ha recalcado, insistiendo en que todo lo que se haga será "equilibrado, coordinado y defensivo", "prudente y responsable", al tiempo que ha confiado en que los aliados "seguirán unidos" en la respuesta.

Stoltenberg ha asegurado que "es demasiado pronto para anunciar qué tipo de capacidades convencionales" los aliados podrían desarrollar para responder al misil ruso. "Queremos tomarnos el tiempo necesario y quiero garantizar que permanezcamos unidos", ha subrayado el noruego, algo que ha confiado en que sea posible dado que "Estados Unidos está consultando de forma muy estrecha con todos los aliados" sobre esta cuestión.

EU DESARROLLARÁ UN SISTEMA CONVENCIONAL
La Administración de Donald Trump ya ha dicho que desarrollará un sistema convencional para responder al misil ruso pero no ha definido de qué tipo, al tiempo que defendido la necesidad de construir un sistema de defensa antimisiles para proteger a la OTAN de "cualquier tipo de misiles de crucero de Rusia".

Al ser preguntado por el refuerzo de la defensa aérea y antimisiles por la OTAN, Stoltenberg ha recordado que algunos aliados están invirtiendo en un sistema moderno de defensa aérea, en capacidades como las baterías Patriot o aviones modernos que pueden defender "contra misiles de crucero" y "se deben integrar en nuestra defensa" estas nuevas capacidades.

Eso sí, Stoltenberg ha dejado claro que "instrumentos rusos" no se integrarán en el sistema defensa aéreo de la OTAN, en alusión a los polémicos sistemas de defensa antiaérea rusos S-400 adquiridos por Turquía, al tiempo que ha celebrado que Ankara discuta con Washington la posible compra de Patriot y el sistema SAMP/T de Italia y Francia.

"Es posible evitar una nueva carrera armamentística pero Rusia necesita cambiar su comportamiento", ha avisado Stoltenberg tras defender el mayor refuerzo militar acometido por la OTAN desde el fin de la Guerra Fría en los últimos años por el patrón de comportamiento ruso.

"Es peligrosa y tremendamente costosa", ha avisado Stoltenberg, que ha confiado en que todavía sea "posible" alcanzar un acuerdo con Rusia porque en el pasado sí se ha podido "encontrar un acuerdo para limitar el número de armas nucleares".

Stoltenberg ha defendido promover "una nueva iniciativa" sobre control de armas nucleares que incluya China, que también está desarrollando "mucho" sus capacidades balísticas y también ha mostrado "preocupación" por Irán.

"Es demasiado pronto para decir cómo y cuándo podemos alcanzar un acuerdo", ha subrayado, al tiempo que ha recordado que la renovación del Tratado Start, que cubre misiles aéreos y de crucero, "está sobre la mesa" al ser preguntado si el nuevo acuerdo cubriría también los misiles de crucero.



regina