Internacional - Finanzas

Nueva teoría monetaria sería cura económica para demócratas, pero sólo Trump capta el mensaje

2019-08-07

Para Kelton y otros promotores de la MMT el sistema debe cambiar a uno que garantice el pleno...

Por Howard Schneider | Reuters

SETAUKET, EU (Reuters) - Desde su casa en Setauket Harbor, en la Costa Norte de Long Island, Stephanie Kelton espera revolucionar la manera en que el gobierno de Estados Unidos gestiona la economía.

Kelton, una figura clave de la Teoría Monetaria Moderna (MMT), dice que el gobierno federal podría gastar libremente en cosas como una garantía de empleo y medidas ambientales (Green New Deal) sin correr el riesgo de avivar excesivamente la inflación, un incumplimiento de deuda o un castigo de los acreedores globales, propuestas que han sido criticadas por otros economistas como dádivas de izquierda.

Los promotores de la Teoría Monetaria Moderna (MMT, por su sigla en inglés) han sido llamados poco realistas debido a la idea de que el Congreso de Estados Unidos, que suele tener problemas para aprobar un presupuesto anual, podría asumir el rol de la Reserva Federal de controlar la inflación con leyes y una elaboración inteligente del presupuesto.

Incluso Kelton, profesora de economía en la Stony Brook University de Nueva York y asesora de la campaña presidencial del senador Bernie Sanders, está un poco desconcertada por el hecho de quien parece estar más cerca de aceptar sus ideas sea el presidente republicano Donald Trump, cuyo partido suele promover la adhesión a la disciplina fiscal.

Trump y los republicanos en el Congreso, dijo, “no permitieron que la percepción de limitaciones presupuestarias se interpusiera en el camino” de un paquete de recortes de impuestos de 1,5 billones de dólares que fue aprobado a fines de 2017 y elevó la deuda federal por sobre los 22 billones de dólares.

Los demócratas ahora parecen estar listos para sumarse. Legisladores de ambos partidos alcanzaron un acuerdo de gasto federal que se espera que eleve el déficit en 2 billones durante los próximos dos años, y los demócratas que aspiran a competir contra Trump en la elección presidencial de 2020 han evitado hablar sobre control fiscal en lo que va de campaña.

Grupos como el Center for Equitable Growth han comenzado a desarrollar ideas de nuevos “estabilizadores automáticos” que aumentarían el gasto federal durante una crisis sin la intervención del Congreso, algo que Kelton sostiene que se podría lograr con garantías de empleo que absorban a quienes queden sin trabajo cuando la economía se debilite.

“ECONOMÍA VUDÚ”

Incluso algunos de los críticos más importantes de Kelton, como el exsecretario del Tesoro de Estados Unidos Lawrence Summers, creen que el país debería preocuparse menos de la deuda y más de la inversión pública y aceptan que la política fiscal -el gasto deficitario- necesita tener un mayor papel en la futura política económica.

Discrepan, sin embargo, de la noción de que los riesgos de pasivos gubernamentales excesivos son exagerados por economistas tradicionales, debido a que el gobierno de Estados Unidos se endeuda en su propia moneda y que cualquier amenaza de inflación excesiva se puede controlar mediante leyes o incluso alzas de impuestos que frenarían el gasto.

Summers, quien ejerció importantes roles en los gobiernos de Clinton y Obama, ha criticado las afirmaciones como “economía vudú”, pero figuras como Ray Dalio, fundador del fondo de cobertura Bridgewater Associates, dicen que las políticas como las que defiende Kelton se han vuelto “inevitables” en la “nueva normalidad” económica.

Para Kelton y otros promotores de la MMT el sistema debe cambiar a uno que garantice el pleno empleo y una demanda suficiente, donde el Departamento del Tesoro firma los cheques y la Fed imprime el dinero para cubrirlos.

Afirma que no es una receta para gasto “infinito”, como sugieren sus críticos. La inflación es el freno que lo evitaría. Pero sostiene que el Congreso, y no la Fed, podría gestionar el ritmo de alzas de precios a la vez que se cumple la meta de pleno empleo, y que el público podría disciplinar a los funcionarios electos con su voto si no lo hacen bien.

“Miren cómo se ve el mundo, no sólo en Estados Unidos, sino en Europa y Japón (...) Operamos crónicamente con gobiernos que no usan presupuestos lo suficientemente agresivos y como resultado tienes desempleo y estancamiento”, afirmó Kelton.

Incluso autoridades del banco central de Estados Unidos se preguntan si su marco de trabajo es endeble, y si necesitan una mejor definición de pleno empleo en una economía con grandes disparidades entre regiones y grupos demográficos.



regina
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México