Internacional - Seguridad y Justicia

Gobierno sirio abre pasillo para civiles en una zona rebelde

2019-08-22

El ministerio dijo que el pasillo se habilitó en la aldea de Soran, en el extremo sur del...

Por ALBERT AJI y SUZAN FRASER

DAMASCO, Siria (AP) — Las autoridades sirias abrieron un “corredor humanitario” para que los civiles atrapados en una asediada zona rebelde en el norte de la provincia de Hama puedan salir hacia a partes del país controladas por el gobierno, dijo el Ministerio de Exteriores el jueves.

Mientras tanto, aviones de guerra gubernamentales atacaban cerca de un puesto militar turco en el noroeste de Siria, aumentando las tensiones entre los dos vecinos. Turquía respalda firmemente a los rebeldes y la oposición siria que combaten contra las fuerzas del presidente Bashar Assad.

De momento se desconoce si hubo muertos en el ataque.

El ministerio dijo que el pasillo se habilitó en la aldea de Soran, en el extremo sur del feudo rebelde que quedó sitiado por las fuerzas sirias en la víspera.

Los insurgentes en Siria han sufrido una serie de reveses en las últimas tres semanas al acentuarse una ofensiva gubernamental en el noroeste del país, el último territorio controlado por los rebeldes en Siria.

En la zona asediada viven decenas de miles de civiles, además de insurgentes y tropas turcas asentadas en un puesto de observación en la aldea de Morek. Desde el acuerdo alcanzado con Rusia el año pasado, Turquía mantiene 12 de estos puestos dentro y alrededor de la provincia de Idlib.

Un puesto de observación turco, en el norte de Khan Sheikhoun, fue “hostigado por el fuego” de aeronaves gubernamentales sirias el jueves, según la agencia de noticias estatal de Turquía. No hubo daños ni lesiones durante el incidente, que involucró un puesto turco diferente que el de Morek, agregó la agencia Anadolu.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos con sede en Gran Bretaña dijo que aviones sirios atacaron un área a casi 300 metros (yardas) de un puesto militar turco.

El incidente sucedió días después de ataques aéreos contra un convoy del ejército turco que se dirigía hacia otro puesto de observación turco, que mataron a tres civiles e hirieron a otros 12.



Jamileth