Nacional - Política

López Obrador exige a Trump freno a discursos de odio

2019-08-27

López Obrador, que suele tratar con exagerada mesura y equilibrio a Trump, según las...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- El presidente de México, Andrés López Obrador, pidió a su homólogo estadounidense, Donald Trump, que promueva el cese de los discursos de odio contra los mexicanos y reclamó, además, un "castigo ejemplar" para el asesino de 22 personas en El Paso. López Obrador, que suele tratar con exagerada mesura y equilibrio a Trump, según las críticas de la oposición, esta vez endureció su postura al recibir en su despacho de Palacio Nacional al nuevo embajador de Estados Unidos, Christopher Landau, de 55 años, quien le entregó sus cartas-credenciales que lo acreditan en su cargo.
    
El canciller Marcelo Ebrard, presente en el encuentro, dijo que el mandatario mexicano pidió a Landau que Estados Unidos "deje claro que no permitirá" que se repitan las "clase de agresiones" como el ataque del pasado día 4 del presente mes en una tienda Walmart en El Paso, fronteriza con la mexicana Ciudad Juárez.
    
"Es muy importante que el gobierno de Estados Unidos manifieste claramente que está en contra" de estas acciones y de los discursos xenófobos en agravio de los mexicanos, afirmó.
    
El embajador respondió que entendía perfectamente el planteamiento y que ha hecho saber este mensaje, pero López Obrador le insistió en que debe hacerlo "todos los días".
    
"Háganlo más y sobre este caso sean ejemplares en lo que van hacer", continuó el jefe de Estado.
    
México ha anunciado que analiza la posibilidad de solicitar la extradición del atacante, Patrick Crusius, de 21 años, en caso de que la fiscalía de Estados Unidos no incluya el delito de terrorismo en su acusación.
    
Entre las víctimas fatales de Crusius, quien la emprendió a los tiros hace tres semanas, hubo ocho mexicanos.
    
El embajador dijo a López Obrador que el jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, "lo respeta mucho y es de su interés aportar en el desarrollo del territorio mexicano, fundamentalmente en la frontera sur".
    
"La reunión con el embajador de los Estados Unidos fue muy buena, transmitió el mensaje de que el presidente Trump busca una buena relación con México, que respeta mucho al presidente de México", dijo Ebrard.
    
El canciller señaló que "buscamos en un ámbito de respeto mutuo podamos seguir avanzando en nuestras relaciones".
    
Landau expresó su interés en viajar al sur de México como parte del compromiso asumido por su país para "colaborar en proyectos de desarrollo que disminuyan sustantivamente los flujos migratorios de centroamericanos hacia los Estados Unidos".
    
Su primera escala sería Tabasco, al que seguirán otros estados, para " darle seguimiento al diálogo que tuvimos en Mérida con empresas norteamericanas a fin de acelerar la inversión en el sur país", dijo Landeau a López Obrador. El nuevo representante estadounidense, que no es un diplomático de carrera sino un abogado conservador que ha hecho una carrera destacada, llegó a ocupar el cargo que Roberta Jacobson dejó vacío en mayo de 2018. A su arribo a México, hace unos días, señaló que llega con "la mano extendida", pues "Estados Unidos gana cuando hay un México próspero y estable y México gana cuando hay un Estados Unidos próspero y estable".
    
"A México le tengo enorme aprecio y cariño. Nuestros países son socios, vecinos y amigos. Así es hoy y así será para siempre", afirmó.
    
A inicios de este mes, el Senado de los Estados Unidos confirmó en forma unánime al abogado tras ser nominado por Trump.
    
Landau nació en Madrid, España, en 1963, cursó estudios sobre América Latina y derecho en la reputada Universidad de Harvard, ha sido asistente legal de dos jueces de la Suprema corte y habla español de manera fluida.
    
Su padre, George Landau, fue durante largo tiempo estratega político para América Latina y embajador en Chile, Paraguay y Venezuela.



Jamileth