Nacional - Población

Lorena azota las costas de Jalisco

2019-09-20

Hasta ahora, los primeros reportes de las autoridades a través de las redes sociales,...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- El huracán Lorena de categoría uno (de un máximo de 5) tocó tierra hoy en el estado occidental de Jalisco, en las costa del Pacifico mexicano, con olas de hasta 5 metros de altura y vientos de hasta 150 kilómetros por hora.
    
Hasta ahora, los primeros reportes de las autoridades a través de las redes sociales, señalan que ha causado algunos derrumbes de rutas, pero sin que se informe de víctimas.
    
Cientos de personas fueron evacuadas del área donde ingresó, en la localidad de Tomatlán, que es poco poblada y en la que hay sólo algunas aldeas de pescadores.
    
La Coordinación Nacional de Civil (CNPC) del ministerio de Gobernación informó que se declaró la alerta azul para el estado norteño de Sinaloa, y verde para Baja California Sur, donde se ubica el famoso centro veraniego de Los Cabos, lo que representa peligro menor.
    
El huracán, que entró a tierra la madrugada de hoy, genera nublados densos con lluvias torrenciales en la zona del Pacífico colindante con Jalisco por lo que se instalaron albergues temporales en el municipio de Cihuatlán.
    
Hasta el momento 92 personas que habitan cerca de la costa, se encuentran en los albergues, mientras otras decenas se refugiaron en casas de familiares o amigos o salieron de la zona de peligro.
    
A su paso por el estado de Colima, Lorena dejó inundaciones, aludes y caída de árboles, informaron autoridades locales.
    
El gobernador de esta provincia, José Ignacio Peralta, indicó que hay hay inundaciones en los municipios de Tecomán y Manzanillo, en las que personal de estas localidades y estatal ya trabaja para normalizar la situación.
    
Según Peralta, hay dos derrumbes y caídas de árboles en tres municipios, sin causar mayores daños ni víctimas.
    
El huracán se hallaba a 33 kilómetros al noroeste de Tomatlán y a 40 kilómetros de Cabo Corrientes, en Jalisco, de acuerdo con el reporte más reciente de la Comisión Nacional del Agua, emitido a las 7:00 horas locales (12:00 GMT), la cual precisó que se dirige al nor-noroeste a una velocidad de 13 kilómetros por hora.
    
El fenómeno registra vientos de 120 a 150 kilómetros por hora, por lo que las autoridades recomendaron a la población mantenerse a salvo y evitar salir a las calles, en tanto que las actividades escolares, comerciales y públicas se suspendieron en la región costera de Jalisco, Colima y Michoacán.
    
Adicionalmente, el organismo alertó sobre otro fenómeno similar ubicado todavía sobre el océano Pacífico, la tormenta tropical "Mario", que se localiza al sur-suroeste de la Península de Baja California, y por el momento no afecta al territorio nacional.
    
Lorena dejó sorprendidos a los meteorólogos por la rapidez con que se formó y porque no se esperaba que ingresara tan pronto en la costa, por cuanto normalmente recorre toda la franja suroccidente hacia la región noroccidente.
    
Los especialistas estiman que una que irrumpió en tierra, podría debilitarse significativamente en las próximas horas, aunque sigue siendo muy riesgoso por sus remanentes, sobre todo por los grandes caudales de agua que arroja y por la velocidad de sus vientos.
    
Sin embargo, el SMN pronosticó que existen grandes posibilidades de que regrese al mar, aún cuando piedra fuerza, pero ya como tormenta tropical y avanzar en paralelo por las costas mexicanas rumbo a la Península de Baja California, adonde llegaría de nuevo como huracán categoría 1.
    
La Armada de México puso en marcha el Plan Marina de emergencia contra desastres naturales en fase de prevención en los estados de Guerrero, Jalisco y Nayarit, y en fase de preparación en Colima con medidas que eviten en lo posible daños a la población civil por el paso de Lorena.
    
El ministerio de la Defensa Nacional también activó medidas preventivas de su plan de auxilio a la población DN-III, en la misma región y personal militar recorre las zonas para prevenir afectaciones y apoyar el traslado de personas a los albergues.



Jamileth