Internacional - Política

Teorías de Trump y republicanos para desacreditar informante

2019-10-05

Con esas teorías tratan de desacreditar la denuncia del informante de la CIA que se...

Por DAVID KLEPPER y AMANDA SEITZ

CHICAGO (AP) — El presidente Donald Trump y algunos de sus aliados republicanos están promoviendo teorías de conspiración sobre el denunciante que se encuentra en el centro de una pesquisa de juicio político contra el mandatario. Dicen que es un golpe del “Estado profundo”, una trama coordinada por un legislador demócrata o tal vez una patraña inventada por la industria farmacéutica.

Con esas teorías tratan de desacreditar la denuncia del informante de la CIA que se encuentra en el centro de una pesquisa de juicio político de la Cámara de Representantes.

Dicha denuncia detalla cómo el presidente le pidió a su homólogo ucraniano Volodymyr Zelenskiy que investigara a su adversario político Joe Biden y a su hijo, Hunter, mientras su gobierno retenía ayuda militar destinada al país europeo.

Las afirmaciones del presidente carecen de evidencia, pero no han evitado que algunos de sus simpatizantes se le unan y arrojen dudas o inventen teorías improbables sobre la denuncia del informante en videos, artículos y publicaciones en las redes sociales.

Este es un vistazo a algunas de las acusaciones específicas que se han hecho:

___

Trump y sus aliados sostienen que la denuncia es parte de una labor secreta y coordinada para destituirlo. Dichas afirmaciones concuerdan con las teorías que Trump planteó durante la campaña presidencial de 2016 sobre que unos comicios “amañados” evitarían que fuera elegido.

“Esto parece cada vez más una trama del Estado profundo”, tuiteó el representante republicano Steve Scalise el miércoles, refiriéndose a una teoría de conspiración común sobre la supuesta existencia de una red secreta de funcionarios públicos que buscan influir o socavar las políticas gubernamentales.

La campaña de Trump fue más lejos en un anuncio reciente.

“No es nada menos que un golpe de Estado y debe detenerse”, dice un narrador.

Los comentarios de Trump y sus partidarios en los que dudan de la denuncia del informante contradicen lo que ha dicho el director interino de Inteligencia Nacional Joseph Maguire. El funcionario designado por Trump ha testificado ante el Congreso que cree que el informante y el inspector general que manejaron la denuncia “han hecho todo según las normas”.

___

Días después de que se hizo pública la denuncia del informante, los republicanos y Trump comenzaron a insinuar de forma errónea en entrevistas televisivas y tuits que el inspector general había arreglado recientemente las normas para acoger la denuncia del informante y que estaba basada únicamente en conocimiento de segunda mano.

La afirmación inexacta fue realizada por primera ocasión la semana pasada en artículos publicados en internet por medios de comunicación conservadores que fueron compartidos por cientos de miles de usuarios de redes sociales. El sábado, el líder de la minoría en la Cámara de Representantes Kevin McCarthy compartió la teoría.

“A los denunciantes se les requiere que proporcionen conocimiento directo y de primera mano en las acusaciones.., pero días antes de que el informante de Ucrania denunciara, la IC (Comunidad de Inteligencia) retiró de forma secreta dicho requerimiento del formulario de denuncia”, tuiteó McCarthy.

Insinuaciones similares fueron realizadas por el senador Lindsey Graham y por el asesor de la Casa Blanca Stephen Milles durante entrevistas televisivas al siguiente día. El lunes, Trump preguntó: ”¿quién cambió las añejas reglas de denunciantes?”, en un tuit.

En respuesta a esas afirmaciones, el inspector general de la Comunidad de Inteligencia dijo esta semana que las reglas en torno a los denunciantes no habían cambiado y apuntó que nada en la ley requiere que los informantes tengan información de primera mano de alguna acción ilegal. La oficina también informó que había determinado que el denunciante sí tuvo algo de información de primera mano de cierta presunta conducta.

___

El miércoles, Trump alegó que el representante Adam Schiff, presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, había conspirado con el informante para presentar la denuncia.

En cuestión de minutos uno del otro, McCarthy y Scalise también compartieron tuits en los que afirmaban que Schiff había elaborado la denuncia del informante.

Dicho informante habló con el personal de la Comisión de Inteligencia de la cámara baja antes de presentar la denuncia formal que desencadenaría la investigación de juicio político. Un portavoz de Schiff dijo que el personal de la comisión aconsejó a la persona que contactara al inspector general y buscara asesoría, pero que la comisión no había recibido un boceto de la denuncia.

“De conformidad con los añejos procedimientos de la comisión, el personal aconsejó apropiadamente al informante que contactara al inspector general y buscara asesoría legal”, destacó Patrick Boland.

Los abogados del informante dijeron que nunca se había reunido o hablado con Schiff sobre el asunto.

El informante parece haber buscado ayuda para presentar la denuncia, confirmó Michael German, un exagente del FBI y un denunciante que recientemente escribió sobre su experiencia en un libro llamado “Disrupt, Discredit and Divide” (Perturba, Desacredita y Divide).

“Ciertamente está bien conseguir orientación y eso es lo que parece que ha sucedido aquí”, añadió German.

___

El jueves, Trump ofreció otra explicación para lo que describió como el “truco” de la denuncia del informante, nuevamente sin ofrecer evidencia alguna. En referencia a la investigación de juicio político, informó:

“No me sorprendería que una parte de esta locura que todos tenemos que soportar, que estoy soportando, no estaría sorprendido si fuera de alguna de estas industrias, como la farmacéutica”.

No proporcionó más detalles.



JMRS