Nacional - Seguridad y Justicia

Celaya, acorralada entre el caos y el horror

2019-10-09

La situación se tornó caótica después de que el gobierno del nuevo...

Por Marcos Romero

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 8 OCT - La ciudad de Celaya, estado Guanajuato, centro de México, vive en medio del caos y el horror asolada por bandas del crimen organizado que se disputan su control, con cientos de negocios cerrados por amenazas y extorsiones. Los habitantes de esta urbe, en medio de una región formada por grandes planicies, denominada "Bajío", viven en constante zozobra, mientras que la sangre corre a diario por sus calles y no pasa un día sin que ocurran ataques a negocios, asaltos, secuestros o asesinatos.
    
La situación se tornó caótica después de que el gobierno del nuevo presidente Andrés López Obrador ordenó en enero pasado una ofensiva frontal contra el robo de combustible.
    
Esta circunstancia presionó a las bandas criminales para replegarse de este rentable negocio y dedicarse a otras actividades como la extorsión y el secuestro.
    
La ciudad ahora es disputada por el Cartel Jalisco Nueva Generación y el llamado Cartel Santa Rosa de Lima, que además de enfrentarse continuamente, han sembrado un ambiente de verdadera sicosis en la región.
    
Apenas unas semanas atrás, decenas de tortillerías (donde se vende la tortilla de máiz, el alimento básico de los mexicanos), decidieron cerrar sus puertas luego que los criminales les impusieron una cuota de hasta 50,000 pesos mensuales (2,500 dólares).
    
Sin embargo, poco después las amenazas escalaron contra los grandes negocios y la principal distribuidora de vehículos Ford en la ciudad anunció el cierre de sus puertas, tras ser atacada con metralletas por un grupo de pistoleros por negarse a pagar la extorsión exigida, lo que prendió todas las alarmas.
    
Hombres armados además abrieron fuego contra una concesionaria de la firma John Deere, fabricante de maquinaria agrícola, por la misma causa.
    
Además, las 16 agencias automotrices en la ciudad se decidieron a denunciar que han recibido llamadas o mensajes o en los que se les exige un pago inicial de unos 20,000 dólares y uno mensual de unos 2,500 para obtener protección.
    
Inclusive el obispo de Celaya Benjamín Castillo reveló que los sacerdotes a cargo de al menos 20 templos y parroquias católicas han recibido llamados para exigirles dinero a fin de que "no pase nada" en estos recintos.
    
A las extorsiones se suman también los asesinatos en las semanas recientes, como el de un jefe de la policía municipal de la ciudad, el hallazgo de 8 bolsas con restos humanos en un paraje al sur de la ciudad con los despojos de 4 personas.
    
Asimismo, un estudiante de ingeniería fue asesinado a puñaladas cerca del Tecnológico de Celaya. Según cifras oficiales, en 2017 la tasa de homicidios en Guanajuato era de 18 por cada 100,000 habitantes y hoy es de casi 49, a causa sobre todo de lo que sucede en Celaya.
    
El gobierno mantenía una fuerte presencia de diversas fuerzas del orden en la zona pero hace un mes ordenó el repliegue de la Marina.
    
"El estado se quedó solo con policías infiltradas y una Guardia Nacional que en realidad aún no es nada. El saldo: ejecuciones, camiones incendiados, empresas extorsionadas, y bolsas con restos humanos… El horror en Guanajuato", reveló el analista Héctor de Mauleón.
    
El experto en seguridad Alejandro Hope denunció que el tema de la extorsión a grandes negocios es muy preocupante porque podría tener fuertes "efectos económicos" pero también un efecto mediático brutal.
    
"Una agresión en contra del canal de distribución de una empresa multinacional le da la vuelta al mundo. No es que no sean graves los ataques en contra de empresas locales, pero no tienen el mismo impacto internacional", afirmó. Además, hace notar que "si se permite que los grupos criminales pasen de extorsionar a pequeños comercios a cobrar cuota en negocios medianos o grandes, estos pueden adquirir un tamaño descomunal y convertirse en una amenaza severa para la integridad, estabilidad y permanencia del Estado mexicano".



regina