Internacional - Seguridad y Justicia

Trump dice que las autoridades kurdas "podrían estar liberando" deliberadamente a miembros de Estado Islámico

2019-10-14

"¡Las mismas personas que nos metieron en el caos de Oriente Próximo son los que...

 

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado este lunes que "los kurdos podrían estar liberando" a miembros de Estado Islámico encarcelados en Siria para conseguir la "implicación" del Ejército del país norteamericano.

"No vamos a ir a otra guerra entre gente que ha estado luchando entre ellos desde hace 200 años. Europa tuvo una oportunidad de quedarse con sus presos de Estado Islámico, pero no quisieron asumir los costes. 'Dejen que pague Estados Unidos', afirmaron", ha dicho, en una serie de mensajes en su cuenta en Twitter.

Así, ha recalcado que los yihadistas fugados "pueden ser fácilmente capturados nuevamente por Turquía o las naciones europeas de donde vinieron", si bien ha manifestado que "deben moverse pronto".

Por otra parte, ha afirmado que habrá "grandes sanciones contra Turquía", sin dar más detalles. "¿Piensa la gente de verdad que deberíamos ir a la guerra con Turquía, miembro de la OTAN? ¡Las guerras interminables van a terminar!", ha afirmado.

"¡Las mismas personas que nos metieron en el caos de Oriente Próximo son los que más quieren que nos quedemos allí!", ha remachado el presidente estadounidense.

Las palabras de Trump han llegado apenas un día después de que al menos 785 simpatizantes extranjeros afiliados a Estado Islámico escaparan del campo de Al Issa, en el noreste de Siria y bajo vigilancia de las fuerzas kurdas, debilitadas por la campaña militar que Turquía ha lanzado contra ellas.

Un portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) alertó el domingo que las fuerzas de seguridad kurdas carecen de los guardias suficientes como para custodiar el campamento de Ain Issa, que alberga a familiares de yihadistas de Estado Islámico.

El sistema de guardias del campo se ha debilitado desde el inicio de la ofensiva turca en el noreste de Siria porque algunos de los guardias han sido trasladados al frente para combatir contra los rebeldes respaldados por Turquía.

Además, el propio campo ha sido objeto de bombardeos por parte de Ankara, que han obligado a huir a parte del personal, según el responsable kurdo Marvan Qamishlo. "La vigilancia, ahora mismo, es muy débil", manifestó.

Así las cosas, donde antes estaban destinados más de 700 guardias solo queda una décima parte del personal de custodia. Ello ha dado lugar a situaciones como las de hace unas horas, cuando cien familiares de yihadistas, la mayoría mujeres y niños, han escapado del lugar.

En respuesta, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que estas noticias no son más que "desinformación" para intentar provocar una reacción en las potencias occidentales.

Las FDS, cuyo principal componente son las Unidades de Protección Popular (YPG), fueron un aliado clave de la coalición que encabeza Estados Unidos en la lucha contra Estado Islámico en el país.

Fuentes estadounidenses y kurdas confirmaron el 9 de octubre que las FDS habían suspendido sus operaciones contra los yihadistas para hacer frente a la ofensiva militar turca, iniciada a primera hora de ese día.

El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, desveló el viernes que Washington prepara sanciones "muy significativas" contra Ankara --sin concretar si van a ser aplicada-- y recalcó que "es imperativo que Turquía no permita que escape ni un sólo combatiente de Estado Islámico".



regina