Internacional - Seguridad y Justicia

Combates en ciudad siria controlada por kurdos pese a tregua

2019-10-18

En la mañana del viernes podían oírse bombardeos y disparos dentro y alrededor...

Por ELENA BECATOROS

CEYLANPINAR, Turquía (AP) — Los combates en una localidad fronteriza del noreste de Siria en el centro del conflicto entre Turquía y las fuerzas kurdas, continuaban el viernes a pesar del alto el fuego auspiciado por Estados Unidos que entró en vigor a medianoche.

En la mañana del viernes podían oírse bombardeos y disparos dentro y alrededor de Ras al-Ayn, y había columnas de humo en zonas próximas a la frontera con Turquía y a la ciudad turca de Ceylanpinar. Los combates cesaron a media mañana pero el humo no se disipó.

En otras partes de la frontera, la calma parecía mantenerse y no se reportaron choques entre las localidades de Ras al-Ayn y Tal Abyad, a unos 100 kilómetros al oeste, también en la frontera siria.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo con sede en Gran Bretaña que monitorea la guerra siria, reportó enfrentamientos intermitentes en Ras al-Ayn pero una calma relativa en otros puntos desde el jueves en la noche, cuando Turquía y Estados Unidos acordaron una tregua de cinco días en la ofensiva turca contra la fuerzas kurdas presentes en la región.

El acuerdo se cerró tras horas de negociación en Ankara entre el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y el vicepresidente estadounidense, Mike Pence. El documento contempla que los combatientes kurdos abandonen una franja de territorio sirio junto a la frontera con Turquía, lo que consolida en gran medida los avances de las fuerzas turcas tras días de enfrentamientos.

Los incidentes del viernes se produjeron después incluso de que el comandante de las fuerzas kurdas en Siria, Mazloum Abdi, dijo a la televisora Kurdish TV el jueves en la noche: “Haremos todo lo posible para el éxito del acuerdo de alto el fuego”.

Pero un funcionario kurdo, Razan Hiddo, declaró que su pueblo se negaría a vivir bajo la ocupación turca.

Los combatientes turcos han sido expulsados ya de gran parte del territorio reclamado por Turquía, una franja de unos 100 kilómetros (60 millas) en la parte central de la frontera, entre Ras al-Ayn y Tal Abyad.

Pero las fuerzas kurdas siguen atrincheradas en Ras al-Ayn, donde el jueves presentaron batalla a los combatientes sirios respaldados por Ankara que trataban de tomar el enclave. La retirada de los kurdos de la ciudad será la primera prueba que tendrá el acuerdo de tregua.

Tropas turcas y combatientes sirios respaldados por Ankara lanzaron una ofensiva la semana pasada, a dos días de que Donald Trump anunció repentinamente la retirada de los soldados estadounidenses de la zona fronteriza.

Los kurdos, que lucharon del lado de Washington contra el grupo extremista Estado Islámico, fueron atacados tras el anuncio de Trump. Desde entonces, las fuerzas kurdas invitaron al ejército del gobierno de Damasco, que a su vez cuenta con el respaldo de Rusia, a desplegarse en la zona para protegerlos de Turquía. Las tropas sirias ya ocuparon algunos puntos clave a lo largo de la frontera.



Jamileth