Internacional - Seguridad y Justicia

Operación Kayla Mueller: cronología de la incursión de EU que ha acabado con el líder de Estado Islámico

2019-10-29

Cuando se aproximaban al lugar donde estaba Al Baghdadi comenzaron a ser tiroteados, pero lograron...

 

WASHINGTON, 27 Oct. (Reuters/EP) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado este domingo la muerte del líder de Estado Islámico, Abú Bakr al Baghdadi, en una operación de las fuerzas especiales estadounidenses en el norte de Siria desarrollada en la noche del sábado. Trump ha descrito el ataque con gran detalle durante una comparecencia pública en la Casa Blanca sobre la 'Operación Kayla Mueller', una cooperante estadounidense cruelmente vejada y asesinada en Siria tras caer en poder de Estado Islámico.

Estados Unidos recibió las primeras informaciones de Inteligencia sobre la ubicación de Al Baghdadi hace aproximadamente un mes fundamentalmente a través de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), utilizadas por Washington como fuerza de choque en el combate contra el grupo yihadista.

A partir de estos datos los servicios secretos lograron hace dos semanas "averiguar" su ubicación exacta para que finalmente se informara a Trump de la operación ya preparada hace tres días. El plan requería del permiso de Rusia para sobrevolar el espacio aéreo que controla, aunque el propio Trump ha explicado que no informaron a Moscú de la naturaleza ni del objetivo del ataque. Sí les dijeron que les "gustaría".

Trump llegó el sábado a las 16.30 horas a la Casa Blanca (22.30 horas en Siria) tras jugar al golf en Virginia y a las 17.00 horas se reunió en la Sala de Operaciones de la Casa Blanca con el vicepresidente, Mike Pence; el secretario de Defensa, Mark Esper; el asesor de Seguridad Nacional, Robert O'Brien, y otros altos cargos militares para seguir en directo la operación. "Era como si estuviéramos viendo una película", ha explicado Trump.

Momentos después de su llegada, los militares despegaron en ocho helicópteros desde una base militar de Oriente Próximo --algunas fuentes apuntan a que fue desde Irak-- y llegaron a Idlib con el apoyo de otras aeronaves y buques, según Trump. Los militares llevaban también consigo un robot militar, aunque finalmente no lo utilizaron.

Cuando se aproximaban al lugar donde estaba Al Baghdadi comenzaron a ser tiroteados, pero lograron anular las defensas y aterrizar sanos y salvos. Los comandos entraron en apenas unos segundos volando uno de los muros del edificio por la sospecha de que la puerta principal pudiera tener una trampa. "Nos daban la información minuto a minuto", ha relatado.

Rápidamente, tomaron el lugar "con gente que o se rendía o era tiroteada y moría", ha relatado Trump. Once menores de edad fueron evacuados ilesos y entregados a una "tercera parte" que Trump no ha querido identificar. Varios combatientes de Estado Islámico fueron capturados y encarcelados por los militares estadounidenses.

Al Baghdadi huyó hacia una zona subterránea llevando consigo a tres de sus hijos pequeños. Esper ha explicado en CNN que las fuerzas estadounidenses instaron a Al Baghdadi a rendirse, pero se negó. Perseguido por los perros y ante la falta de una salida en el túnel, Al Baghdadi "gimoteando, llorando y chillando" --en palabras de Trump-- activó el chaleco bomba que portaba, lo que le mató a él y a sus hijos y provocó el hundimiento del túnel. Ningún militar resultó herido, aunque uno de los perros sí tiene lesiones graves.

Los militares accedieron entonces al cuerpo de Al Baghdadi, "mutilado por las explosiones" y emplearon una prueba de ADN que permitió confirmar su identidad en apenas 15 minutos. "Los resultados de la prueba permitieron una identificación segura, inmediata y totalmente confirmada. Era él", ha explicado Trump.

Los estadounidenses registraron el complejo y se hicieron con "material muy sensible", tal como información sobre el origen de Estado Islámico y sus planes futuros. La operación duró unas dos horas hasta que finalmente abordaron de nuevo los helicópteros y volvieron por el mismo camino. El complejo ha sido destruido para evitar que se convierta en lugar de peregrinación.

El cuerpo de Al Baghdadi será "gestionado adecuadamente", ha explicado el asesor de Seguridad Nacional, Robert O'Brien, quien ha insinuado que se seguirá el mismo protocolo que con el antiguo líder de Al Qaeda, Usama bin Laden, abatido en Pakistán en 2011. El cuerpo de Bin Laden fue arrojado al mar Arábigo tras varias consultas con expertos en ley y rituales islámicos.



regina