Nacional - Seguridad y Justicia

Mea culpa sobre espinoso caso hijo de "El Chapo"

2019-10-30

Se trata de uno de los hijos del famoso "rey de las drogas", Joaquín El Chapo...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- El ministro de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, uno de los principales responsables de la fracasada operación donde el hijo de uno de los más temidos mafiosos del país fue detenido y luego liberado, admitió con "toda honestidad" que fue una acción "precipitada".
    
Sin embargo, a pesar de este "mea culpa" del gobierno, pidió "no sobredimensionar" lo ocurrido, al rendir un informe sobre este fallido intento por detener a Ovidio Guzmán, de 28 años.
    
Se trata de uno de los hijos del famoso "rey de las drogas", Joaquín El Chapo Guzmán, condenado en junio pasado por un tribunal de Nueva York a 10 cadenas perpetuas por narcotráfico.
    
Una de las revelaciones del reporte indica que el jefe del comando de élite del Ejército que mantuvo bajo arresto a Ovidio sólo cinco horas y luego tuvo que liberarlo por violencia que se desató en las calles, rechazó un soborno de 3 millones de dólares, dijo el ministro de la Defensa, Cresencio Sandoval.
    
El funcionario señaló que, ante su negativa a aceptar esta coima, "fue amenazado de muerte él y su familia".
    
Durante el informe rendido ante el presidente Andrés López Obrador, se difundió un video donde se observa el momento en que fue arrestado el hijo de El Chapo el pasado día 17 en una lujosa mansión de Culiacán, capital del norteño estado de Sinaloa.
    
"El Patrón fue liberado, dejen de echar bala", se escucha a través de una frecuencia radial usada por miembros del crimen organizado en este documento.
    
Aparentemente esta orden de un alto jefe del Cártel de Sinaloa fue formulada luego de que la fuerte presión de la banda surtió efecto, al final de la jornada infernal que se desató en las calles de Culiacán, sumida en un verdadero caos por la presencia de hombres armados disparando al aire y aterrorizando a la gente.
    
El ministro Durazo señaló que "un tropiezo táctico no invalida la estrategia de seguridad", al salir el paso de acusaciones de la oposición, que exigió su renuncia y calificó la liberación de Ovidio de "cobardía" y de un "grave error" que puso al desnudo la existencia de un "Estado fallido".
    
"Sin afán de justificarnos, siempre hay probabilidades de que un operativo de esta naturaleza salga mal, no obstante la extraordinaria experiencia de quienes lo llevaron a cabo", afirmó.
    
El funcionario señaló que en la decisión de dejar libre a Ovidio prevaleció una "razón de Estado", que "es la salvaguarda de la vida e integridad de quienes no estaban entre los beligerantes, pero dijo que "ninguna organización delictiva, por más pertrechada que esté, es más poderosa que el Estado".
    
En las imágenes del video se aprecia cómo al momento del arresto de Ovidio estaba acompañado de una mujer que aparentemente es su novia y de dos amigos o guardaespaldas.
    
La mujer le dijo a los uniformados que dentro de la casa "hay niños" y los militares le responden que "no se preocupe", que no harán "ningún daño".
    
Ovidio entonces pidió por radio a uno de sus lugartenientes dejar de resistirse a la autoridad porque "ya no quiero que haya desmadre (caos)" pero ello no impidió que arreciara el infierno desatado en las calles de la urbe, principal bastión del Cártel de Sinaloa, dirigido por la familia de El Chapo.
    
Aparentemente alguien del círculo de mando de su banda ordenó otra cosa porque hombres armados salieron a las calles a disparar al aire, incendiar autos y atacar convoyes militares, aterrorizando a miles de personas que se refugiaron en donde pudieron. Según informes oficiales, al menos 13 personas resultaron muertas, entre ellas varios delincuentes, durante esta batahola.
    
El informe corroboró versiones en el sentido de que un grupo de hombres armados acudió a un complejo habitacional militar de Culiacán, donde tomó como rehenes a varios familiares de soldados y lanzó algunas granadas que no llegaron a estallar.
    
Asimismo, dijo el ministro, vehículos con gente armada rodearon tres bases de operaciones militares en las localidades de Cosalá, Costa Rica y El Fuerte, donde elementos castrenses fueron "retenidos".
    
El presidente López Obrador, quien se hallaba de visita en el estado sureño de Oaxaca el pasado jueves 17, afirmó que no estaba informado de que se iba a detener a Ovidio, pero Durazo señaló "que si sabía" de esta acción.



Jamileth