Internacional - Política

Lula se lanza a escenario de confrontación contra la derecha de Bolsonaro

2019-11-09

“Quiero decirles que estoy de vuelta”, afirmó el político de 74...

 

BRASILIA, 9 nov (Reuters) - El expresidente brasileño Luiz Inàcio Lula da Silva atacó el sábado al actual mandatario del país, el derechista Jair Bolsonaro, por empobrecer a los trabajadores y se comprometió a unir a la izquierda para ganar las elecciones de 2022 en un discurso realizado un día después de salir de la cárcel.

Su intervención de 45 minutos ante sus vitoreantes seguidores se centró sobre todo en derrotar a Bolsonaro y mejorar las condiciones económicas de la clase trabajadora, aunque hizo frecuentes digresiones para hablar de todo, desde su novia a la solidaridad con los gobiernos izquierdistas de Bolivia y Venezuela.

Lula, que fue presidente de Brasil entre 2003 y 2010, también cargó contra una larga lista de enemigos políticos, incluyendo a Bolsonaro, su ministro de Economía, Paulo Guedes, y el ministro de Justicia, Sergio Moro, un exjuez que fue el primero en dictar sentencia contra Lula.

“Quiero decirles que estoy de vuelta”, afirmó el político de 74 años a cientos de seguidores vestidos con el típico color rojo de su Partido de los Trabajadores, al exterior del sindicato metalúrgico en el que comenzó su carrera política.

Según dijo, Guedes busca rehacer económicamente Brasil a la imagen de Chile, considerado largo tiempo como un modelo de gobierno financieramente conservador, aunque esas políticas son la razón de las extendidas protestas callejeras que vive estos días el país latinoamericano.

Un juez ordenó la liberación de Lula el viernes, un día después de que el Supremo Tribunal Federal de Brasil emitió un dictamen que pone fin al encarcelamiento obligado de personas condenadas tras perder su primera apelación. Lula estaba en prisión por un caso de corrupción por el que fue condenado a una sentencia de casi nueve años.

Bolsonaro dijo a los periodistas en Brasilia: “No demos espacio para el compromiso con un convicto”.

Más temprano en Twitter, instó a sus seguidores a unirse tras la agenda derechista del gobierno, que ha incluido un severo ajuste del gasto público, afirmando que no deben permitir que descarrile “la nueva fase de recuperación de Brasil”.

“No entreguen munición al sinvergüenza, que está libre por el momento pero lleno de culpabilidad”, señaló Bolsonaro.

Aunque no se refirió a Lula por su nombre, su rival izquierdista sí atacó directamente al presidente.

“Si trabajamos duro, en 2022 la autodenominada izquierda a la que tanto teme Bolsonaro derrotará a la ultraderecha”, afirmó.

Lula, que dejó la presidencia con un alto índice de aprobación, no puede presentarse a un cargo público hasta 2025 según la ley de “historial limpio” de Brasil, ya que fue condenado por aceptar sobornos. No obstante, se espera que su liberación energice a la izquierda de cara a las elecciones municipales del año próximo.

El expresidente asegura que es inocente y el sábado reiteró que el ministro de Justicia Moro, junto a los fiscales y la policía, mienten sobre su culpabilidad por razones políticas.

“No respondo a delincuentes, encarcelados o libres. Algunas personas merecen ser ignoradas”, respondió Moro en Twitter.



JMRS