Internacional - Política

Los parlamentarios del partido de Morales están "dispuestos" a resolver la acefalia pero piden garantías de seguridad

2019-11-11

Morales accedió a celebrar nuevas elecciones presidenciales pero insistió en ser...

 

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -  El jefe en el Parlamento del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido político del ya ex presidente boliviano Evo Morales, Sergio Choque, ha asegurado este lunes que sus diputados y senadores están dispuestos a acudir a la Asamblea Legislativa, primer paso para resolver la actual acefalia, si bien para ello ha reclamado "amplias garantías\" de seguridad para ellos y sus familias.

 "Ante los hechos vandálicos de los que hemos sido objeto las familias bolivianas, los parlamentarios electos a través del voto popular les decimos, estamos predispuestos a cumplir con lo que dice la Constitución política del Estado", ha dicho en un vídeo recogido por el diario boliviano 'La Razón'.

Así, ha aclarado que están dispuesto a "asistir a la convocatoria que puedan hacer llegar las autoridades correspondientes" para una reunión de la Asamblea Legislativa que se espera que sirva para resolver el vacío de poder.

Morales dimitió el domingo y ahora, conforme a la Constitución, deberían sustituirlo de forma interina el vicepresidente del país o los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados, por este orden. Sin embargo, todos ellos han renunciado igualmente.

Se espera que la Asamblea Legislativa se reúna este lunes para designar a las nuevas autoridades, pero para ello deben asistir un número mínimo de diputados y senadores, lo cual requiere la presencia de los oficialistas, que dominan dos tercios del Congreso.

El líder del MAS en la Asamblea Legislativa ha puesto como único requisito "amplias garantías" para cada uno de los diputados y senadores oficialistas y de sus familias. "Lo primero que pedimos es seguridad", ha declarado.

A este respecto, ha instado a la Policía a "cumplir su rol fundamental" en la Plaza Murillo, "un lugar histórico" cuyos accesos permanecen cerrados. "Pedimos a la Policía que lo libere para que nosotros podamos ingresar de manera totalmente libre para poder participar en la convocatoria que nos puedan hacer llegar", ha reclamado.

El dirigente oficialista ha aclarado que no tienen miedo "a los grupos que hoy por hoy han causado daño al país", si bien ha argumentado que "el país necesita apaciguarse". "Y nosotros estamos dispuestos a poder darle la paz que necesita en estos momentos el pueblo boliviano", ha aseverado.

CRISIS EN BOLIVIA

La crisis en Bolivia estalló la noche de las elecciones presidenciales del 20 de octubre por la repentina suspensión de la transmisión de los resultados oficiales justo cuando obligaban a una segunda vuelta entre Morales y el candidato opositor Carlos Mesa. Cuando se recuperó, casi 24 horas después, la tendencia se había revertido.  

 Morales se proclamó vencedor y Mesa denunció un "fraude gigantesco". Ambos bandos llamaron a la movilización en las calles lo que ha provocado enfrentamientos, bloqueos y saqueos que se han saldado con al menos tres muertos y cientos de heridos y detenidos.

Así las cosas, Morales accedió a que la Organización de Estados Americanos (OEA) realizara una auditoría electoral. La OEA confirmó el fin de semana que hubo irregularidades y aconsejó una repetición de los comicios.

Morales accedió a celebrar nuevas elecciones presidenciales pero insistió en ser candidato. En respuesta, tanto el Ejército como la Policía le aconsejaron que dimitiera, algo que hizo horas después. El ya ex mandatario ha denunciado un "golpe de Estado" que la oposición y las fuerzas de seguridad niegan.



regina