Internacional - Política

La Unión Europea expresa "profunda preocupación" por expulsión de diplomáticos españoles de Bolivia

2019-12-31

La presidenta interina boliviana Jeanine Añez tomó la decisión el lunes luego...

 

LA PAZ, (Reuters) - La Unión Europea (UE) expresó el martes su “profunda preocupación” después de que el Gobierno interino de Bolivia dijo que expulsaría del país a representantes diplomáticos españoles.

La presidenta interina boliviana Jeanine Añez tomó la decisión el lunes luego de que el Gobierno mexicano denunció que autoridades bolivianas retuvieron automóviles de funcionarios españoles que visitaron su residencia diplomática en La Paz.

La Delegación de la Unión Europea en Bolivia mencionó en un comunicado su “profunda preocupación por la escalada de tensión diplomática que se ha saldado con la declaración de persona non grata de la encargada de negocios y del encargado de la sección consular de la Embajada de España, medida que rechaza”.

Añez dio a los diplomáticos españoles y al embajador de México un plazo de 72 horas para salir de Bolivia. Como respuesta, el Ministerio de Asuntos Exteriores español dijo que expulsaría a tres diplomáticos bolivianos de España.

El viernes, México denunció que vehículos de diplomáticos españoles que visitaron la residencia diplomática en La Paz fueron detenidos cuando los representantes europeos estaban por abandonar el recinto.

Autoridades bolivianas dijeron que tomaron la medida porque los funcionarios españoles estaban acompañados por encapuchados que fueron considerados una amenaza para la seguridad.

La expulsión de los representantes es el último capítulo del progresivo deterioro de las relaciones entre Bolivia y México, luego de que el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador dio asilo político al expresidente Evo Morales, quien renunció a su cargo a inicios de noviembre tras unas cuestionadas elecciones.

Morales fue presionado a renunciar por las fuerzas armadas, en lo que él sostiene que fue un golpe de Estado. Nueve de sus aliados se refugiaron en la embajada mexicana en La Paz, que denunció hostigamiento por vigilancia policial.

La misión de la UE dijo que pidió al gobierno boliviano una explicación “a la mayor brevedad” sobre las expulsiones. “La expulsión de funcionarios diplomáticos es una medida extrema e inamistosa que debe reservarse a situaciones de gravedad”, agregó.



Jamileth