Internacional - Población

Decenas de detenidos después de una protesta en Hong Kong que apuntaba a los comerciantes chinos

2020-01-05

Los manifestantes en Sheung Shui se dirigieron a los llamados “comerciantes paralelos”...

Por Clare Jim y Mari Saito

HONG KONG, 5 ene (Reuters) - El domingo estallaron enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en Hong Kong, con decenas de arrestados, después de que miles de personas marcharon cerca de la frontera, gritando consignas pro-democracia y descargando su ira contra los comerciantes de China continental.

Los manifestantes en Sheung Shui se dirigieron a los llamados “comerciantes paralelos” de China que compran grandes cantidades de productos libres de impuestos en Hong Kong y los llevan de vuelta al continente para venderlos con ganancias.

La población local dice que esto hace subir los precios, abarrota los barrios y aumenta las tensiones entre los residentes de Hong Kong y la China continental.

“Los chinos del continente vienen aquí, bloquean las calles con sus bolsas... los alquileres han subido y esto ha hecho que las cosas sean más caras para los hongkoneses”, dijo Jasmin, una estudiante de 19 años vestida toda de negro, que sólo dio su nombre de pila.

“Quiero que el Gobierno sepa que están viniendo aquí demasiados de ellos”.

Los manifestantes, incluyendo familias con niños, gritaron eslóganes como “¡Libera a Hong Kong, la revolución de nuestros tiempos!” y “¡Los patriotas usan productos hechos en China, no el comercio paralelo!”

Los organizadores estimaron que 10,000 personas participaron en la marcha, mientras que la policía estimó una multitud de 2,500 en su punto más alto.

Una vez finalizada la marcha, los manifestantes vestidos de negro y con máscaras en la cara permanecieron en la zona a pesar de los llamamientos de los organizadores para dispersarse inmediatamente. En un momento dado, la policía antidisturbios irrumpió en el lugar, golpeando a los manifestantes con porras y utilizando gas pimienta. No estaba claro qué fue lo que desencadenó su intervención.

Unas pocas decenas de personas fueron arrestadas. Se les vio sentados en el suelo y apoyados contra una pared mientras la policía tomaba sus datos y luego los escoltaron a dos autobuses blancos.

Muchas tiendas de la zona fueron cerradas.



JMRS