Cabalístico

Las partes y el conjunto

2020-01-07

La lista podría ser interminable. Simplemente ilustra que los fenómenos humanos, a...

Por: P. Fernando Pascual, LC

Un conjunto está compuesto de partes. Cada una de ellas ocupa su puesto, tiene su sentido, beneficia o daña a las demás partes y al conjunto.

En el esfuerzo humano por comprender la realidad, uno de los grandes retos consiste en identificar las relaciones entre las partes y el todo.

A veces uno exagera la importancia de una parte, la ve fuera de contexto, se obsesiona por ella hasta el punto de perder la perspectiva.

Eso ocurre, por ejemplo, cuando un analista dice que toda la crisis depende de la corrupción, cuando las crisis también se originan por reajustes del mercado.

O cuando el descenso de la natalidad se atribuye a los altos precios de las viviendas, cuando también dependen de la inseguridad laboral y de la falta de madurez de muchos esposos.

O cuando la falta de fe se explica por los malos ejemplos de algunos católicos, cuando surge no pocas veces de ese impulso tan dañino que lleva a rechazar los mandamientos para vivir según los propios caprichos.

La lista podría ser interminable. Simplemente ilustra que los fenómenos humanos, a nivel "micro" (en uno mismo, en la familia, en el barrio) y "macro" (un Estado, un espacio comercial que agrupa varias naciones), son complejos.

Por eso, es necesario superar la tentación que lleva a simplificar lo que es complejo, a exaltar el papel de algunas partes sin comprenderlas en el conjunto, a denunciar solo una causa dañina mientras se olvidan otras igualmente perjudiciales.

No resulta fácil lograr una visión de conjunto que considere de modo adecuado el papel de cada parte, pero aspirar a tal visión es el camino que evita simplificaciones distorsionantes y engaños en los análisis.

Desde ese camino se comprenderán mejor los fenómenos humanos, se señalarán las causas que provocan daños y las que hacen buenas a las personas y los grupos, y se emprenderán caminos concretos y realistas para conseguir un mundo un poco más justo y más bueno.



regina