Nacional - Política

Crisis en el partido de López Obrador

2020-01-27

Polevnsky rechazó los cambios determinados en el cónclave conducido por Bertha...


(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 27 ENE - El gobernante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda), legalizado como formación política hace 5 añosy que llevó al poder a Andrés López Obrador, enfrenta su primera gran crisis desde su creación en 2013 debido a disputas de poder.
    
La organización, según analistas, se encuentra dividida entre los partidarios de Bertha Luján, que impulsa la futura candidatura presidencial de la jefa de gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum, y Mario Delgado, que apoya las aspiraciones del influyente canciller Marcelo Ebrard.
    
Los enfrentamientos por el control de la dirigencia nacional de Morena alcanzaron su máximo nivel este domingo, durante un Congreso Nacional Extraordinario celebrado en la capital, cuando el diputado federal Alfonso Ramírez fue designado presidente provisional de la organización.
    
Ramírez recibió la misión de conducir en un plazo de cuatro meses el proceso para renovar la dirigencia, hasta ahora en manos de la empresaria Yeidckol Polevnsky, quien rechazó el relevo y cuestionó su legalidad, señalando que tiene todo el respaldo para mantenerse al frente del partido.
    
El nuevo líder interino, dos veces diputado federal, expresidente nacional del movimiento campesino El Barzón, y fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda), que sufrió un éxodo en beneficio de Morena, anunció que su prioridad será "organizar bien nuestra casa".
    
"Este ya es un partido que ha perdido mucho tiempo. Conmigo va a estar echado para adelante, muy pro positivo, muy unitario", dijo Ramírez, quien hasta ahora se desempeñaba como presidente de la estratégica Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados. El dirigente señaló que se ocupará en primer lugar de consolidar el censo de integrantes de la organización, para determinar cuál es la verdadera membresía con la que cuenta, pues actualmente las cifras que se manejan sobre su número de integrantes son inciertas.
    
Polevnsky rechazó los cambios determinados en el cónclave conducido por Bertha Luján, que incluyeron también la designación de ocho secretarios del Comité Ejecutivo Nacional.
    
La hasta ahora presidenta de esta formación señaló que seguirá conduciéndose "apegada a la legalidad y a los estatutos" y divulgó un video en el que declara contar con el respaldo de al menos 29 presidentes de comités provinciales. Mientras tanto, Luján arremetió contra los grupos que a su juicio "han saboteado la vida interna del partido" mediante recursos presentados ante el Tribunal Electoral, donde se presentaron decenas de impugnaciones el año pasado para cuestionar el proceso interno de elección de la dirigencia.
    
En particular, la dirigente aludió a Alejandro Rojas, senador suplente y un hombre leal a Ricardo Monreal, presidente de Morena en el Senado, quien también se considera aspira a competir por la candidatura presidencial.
    
Luján recordó que todavía no se iniciaba el Congreso Nacional y ya había 15 recursos presentados por "actores que han estado bombardeando permanentemente la vida institucional de Morena". "Son estas gentes las que echaron abajo el proceso electoral que llevamos a cabo el año pasado", afirmó en referencia a las asambleas distritales previas a la nacional.
    
El tribunal ordenó "reponer el proceso" de designación de delegados a la reunión nacional lo que retrasó el cronograma para el relevo de la organización, que domina ampliamente las dos Cámaras legislativas del Congreso mexicano.
    
Morena arrasó en las elecciones del 1 de julio del 2018, donde López Obrador ganó con el 53% de los votos.
    
Ante 1.310 congresistas, la presidenta del Consejo Nacional acusó a Rojas y "a otros morenistas" de los estados de Jalisco (occidente) y Coahuila (norte), de "judicializar" el proceso electoral por medio de un rosario de impugnaciones.
    
Sin embargo, defendió la legalidad del Congreso de este domingo al señalar que cuenta con el respaldo de 18 Consejos Estatales y que reunió "el quórum necesario".
    
A su vez, el presidente del Consejo Nacional de Honor y Justicia de Morena, acusó a la presidenta saliente de "llevar al partido a una crisis de inmovilidad".



JMRS