Deportes

El 24 de Kobe Bryant, contra la homofobia

2020-02-03

El pasado martes, el volante Flávio fue el escogido por el Bahía para saltar al campo...

Por BREILLER PIRES | El País

São Paulo 2 FEB 2020 - 15:40 CST El mercado futbolístico brasileño, a pesar de ser cada vez más profesional —mueve casi el 1% del PIB del país—, todavía conserva prácticas arcaicas. Una de ellas es el rechazo prácticamente unánime al dorsal 24, que solo suelen lucir los jugadores —por lo general, porteros reservas— por imposición de los reglamentos en las competiciones internacionales. La razón es que es un número popularmente asociado a la homosexualidad. Sin embargo, la reciente muerte de Kobe Bryant, que jugó con ese número durante más de una década con los Lakers, ha derivado en una campaña que además de homenajear al mítico baloncestista estadounidense, combate la homofobia. El Bahía, un club especialmente sensible a cuestiones sociales, fue el primero en lanzar la campaña para romper el tabú en torno al 24.

El origen de esa asociación entre la homosexualidad y el 24 está en el llamado jogo do bicho, una especie de lotería clandestina bastante popular que utiliza combinaciones de números representados por animales. El denostado guarismo corresponde al ciervo, veado en portugués, término que se usa despectivamente para referirse a una persona homosexual.

El pasado martes, el volante Flávio fue el escogido por el Bahía para saltar al campo con ese dorsal, una acción contra la homofobia y, a la vez, un homenaje a Kobe Bryant. “Lucí el 24 con mucho orgullo”, cuenta Flávio; “el respeto a las diferencias siempre tiene que prevalecer. Cualquier persona, independientemente de su orientación sexual, puede llevar el número que quiera”.

Antes incluso de la muerte de Kobe, el Bahía ya había pensado en la campaña para acabar con el estigma homofóbico que pesa sobre el número. Recientemente, el presidente del Corinthians, Duílio Monteiro Alves, afirmó: “El 24, aquí no”. Y le prohibió ese dorsal a un futbolista que lo lleva en su anterior equipo en Colombia. Hasta que rectificó, pidió disculpas y dejó que el jugador vistiera con esa camiseta. El Fluminense también se suma al movimiento a favor del número 24 y este viernes anunció que su jugador Nene disputará la Copa Sudamericana con ese dígito.

“El fútbol es un canal que puede servir para acentuar lo peor que hay en nuestra sociedad, como el racismo, las agresiones, la violencia y la intolerancia. Pero también puede servir de otra forma”, explica Guilherme Bellintani, presidente del Bahía; “para propagar la cultura, el afecto, la sensibilidad y para mejorar las relaciones humanas. Creemos que los clubes tienen que elegir si serán canales de amor o canales de odio. Nosotros hemos elegido el amor”. El club recuerda, por ejemplo, que el Senado excluyó dicho guarismo en la numeración de los gabinetes entre 2015 y 2019.

Flávio, uno de los líderes de la plantilla del Bahía y hasta ahora el número 5, se plantea llevar el 24 lo que queda de temporada. “El dorsal de la camiseta no afecta para nada a mi masculinidad ni a mi desempeño dentro del campo. Por desgracia, existe esa connotación negativa alrededor del 24. Pero me ha dado suerte, hemos ganado y quiero que sea mi número de aquí en adelante”. El mediocentro, que es católico y dice seguir las enseñanzas religiosas al predicar la tolerancia por medio de su profesión, aplaude a su club por implicarse en las cuestiones sociales. “Respetar al prójimo es fundamental para que tengamos un mundo mejor. El fútbol del Bahía crece cada año, pero lo más importante es lo que está sucediendo por detrás, como esa lucha contra la homofobia. No podemos seguir aceptando los prejuicios”.

El legado de Kobe Bryant se expande más allá de sus legendarias canastas. Hoy, su eterno número 24 es en Brasil un símbolo contra la homofobia.



regina