Nacional - Economía

Yacimientos de litio atraen inversionistas

2020-02-05

Se prevé que el litio juegue un papel clave en la transición energética para...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- Los recientes hallazgos de litio en diversas zonas del país, que colocan a México entre los 8 países con mayores reservas de este valioso mineral en el mundo, están trayendo a inversionistas como abejas sobre miel, pero el gobierno advirtió que no otorgará más concesiones.
    
El presidente Andrés López Obrador señaló que desconoce el estatuto legal de las primeras explotaciones que están desarrollando en el norte del país empresas de Canadá y China, que comenzarían a producir en 2002 con una inyección de capitales por 420 millones de dólares.
    
"Vamos a esperar. Por lo pronto no estamos entregando concesiones. Estamos revisando el uso que se le está dando a las que se otorgaron, porque fue excesivo" lo que se hizo en la materia en los años recientes, afirmó.
    
El jefe de Estado pidió al ministerio de Economía informar sobre los términos de la explotación actual y dijo que se está "revisando" y "muchos están devolviendo las concesiones" debido a que se prohibieron las condonaciones de impuestos.
    
La firma canadiense Bacarona Minerals Ltd y la china Ganfeng Lithium Ltd desarrollan la primera mina de litio luego de obtener 10 concesiones en 2010, bajo el gobierno del entonces presidente Felipe Calderón, en una superficie de 100,000 hectáreas, en la localidad de Bacadéhuachi, estado norteño de Sonora.
    
La explotación en una zona conocida como La Ventana está actualmente en su fase exploratoria y es el yacimiento "más conocido por sus reservas contabilizadas y podría ser de los más importantes a nivel mundial", según Sergio Almazán, especialista en la materia. Se estima que en su primera fase produciría 17,500 toneladas y en su segunda llegara las 35,000.
    
Las concesiones tienen una vigencia de 50 años y se prevé que 88% del mineral existente en el subsuelo se extraerá en los primeros 19 años.
    
La mina de La Ventana se ubica a 180 kilómetros al noreste de Hermosillo, capital provincial, y la explotación se realizará en forma superficial, bajo métodos de "cielo abierto".
    
Actualmente el litio, bautizado como el "petróleo blanco", es un mineral estratégico que sirve para producir baterías para dispositivos electrónicos, pero también se emplea en actividades como la automotriz, producción de vidrios, cerámicas y lubricantes y en el mercado farmacológico.
    
Se prevé que el litio juegue un papel clave en la transición energética para que el mundo dependa cada vez menos de los combustibles fósiles.
    
Actualmente, entre los principales productores figuran Australia, Chile y China y las principales reservas mundiales se ubican en Argentina, Bolivia y Chile, entre otros países.
    
México se ubica en el octavo lugar en el ranking mundial en reservas de este metal, con más de 1,7 millones de toneladas métricas, con yacimientos en los céntricos estados de San Luis Potosí y Zacatecas, en el occidental de Jalisco y en el norteño de Sonora.
    
La aparición del litio en el panorama económico de México cae como "maná del cielo" en momentos en que el país, que llegó a ser la quinta potencia mundial de petróleo en los años 80, ahora ve declinar en forma alarmante sus reservas de crudo, que sólo le alcanzan para 9 años, si no se descubren nuevos yacimientos.
    
Expertos estiman que las ventas anuales de baterías hechas con iones de litio podrían alcanzar un valor de 100,000 millones de dólares para 2029.
    
La empresa española Litiomex, que posee también intereses en minas de San Luis Potosí y Zacatecas, inició en 2010 sus tareas exploratorias, pero hasta ahora no registra avances.
    
El ministro del Medio Ambiente Víctor Toledo proclamó semanas atrás que México tiene "grandes yacimientos de litio" y vaticinó que esta materia prima "hará del país uno de los exportadores de energía más importantes de América Latina".
    
"El litio va a ser el nuevo petróleo, es la base no únicamente de las computadoras sino de los acumuladores (baterías de auto)", dijo el funcionario, señalando que de este modo México estaría en condiciones de producir masivamente autos eléctricos.
    
Plinio Sosa Fernández, investigador de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que el litio derivará en tecnologías más ligeras, materiales más resistentes y en ocasiones reutilizables.



Jamileth


Utilidades Para Usted de El Periódico de México