Automotriz

Volkswagen reclama retomar las ayudas al coche de combustión para luchar contra la emergencia climática

2020-02-07

Volkswagen opta, no obstante, por dos vías. Una, mantener tan vivo como sea posible el...

Por DANI CORDERO | El País

Barcelona 7 FEB 2020 - 01:40 CST Volkswagen Group España Distribución ha aconsejado este jueves al Gobierno que retome las ayudas para la adquisición de vehículos que incluya a los motores de combustión, tanto de gasolina como diésel, como una medida central en el campo de la movilidad para luchar contra la emergencia climática. Su presidente, Francisco Pérez Botello, ha matizado que esas ayudas sirvan para adquirir vehículos con la última tecnología, Euro 6, que son los que menos emisiones contaminantes lanzan a la atmósfera. "Tenemos que sacar el mejor provecho posible de las tecnologías que tenemos", ha afirmado en un encuentro con periodistas.

La medida, que cuenta con un consenso generalizado en el sector por la caída de las ventas en España y por el mix de fabricación de coches en la península Ibérica, es defendida bajo el argumento de que el vehículo eléctrico queda fuera del alcance de muchas familias por sus precios y ante la necesidad, según los fabricantes, de renovar un parque envejecido que provoca grandes emisiones contaminantes.

Su propuesta, sin embargo, va en contra de las políticas que han efectuado los últimos ejecutivos. Desde hace años que los motores de combustión no reciben ayudas e, incluso, la última legislatura se llegó a proponer desde el Ministerio para la Transición Energética el fin de las matriculaciones de ese tipo de vehículos en un horizonte de dos décadas.

Volkswagen opta, no obstante, por dos vías. Una, mantener tan vivo como sea posible el mercado de los coches de combustión para reducir las emisiones en el corto plazo. Y una segunda, más pensado al medio plazo, impulsar la presencia del vehículo eléctrico en las calles. Para esta última, Volkswagen también demanda incentivos. En primer caso, un gravamen cero del IVA para los vehículos totalmente eléctricos. Y después declarar como de utilidad pública los puntos de recarga de alta potencia en autopistas y autovías.

Esa segunda vía intenta resolver uno de los problemas que tienen los vehículos eléctricos puros, su escasa autonomía. Pérez Botello ha dicho que actualmente la implantación de esos puntos requiere superar casi diez trámites administrativos que deben aprobar diferentes administraciones. Con la declaración de utilidad pública se permitiría agilizar ese papeleo, que se podría superar con un único paso.

El ejecutivo ha defendido que esa medida no tendría coste económico para la Administración y ha señalado que la futura Ley de Transición Ecológica que debe tramitar el Gobierno podría convertirse en "el mejor vehículo" para hacerlo. "El miedo al trayecto interurbano es el mayor miedo de lo consumidor", ha afirmado sobre el temor de los particulares a adquirir vehículos eléctricos.

Pérez Botello dijo que Grupo Volkswagen logrará cumplir los límites de la nueva normativa europea de emisiones de dióxido de carbono (CO2), aunque insinuó que las ventas de coches eléctricos en España, aunque puedan triplicarse, seguirán siendo bajas y tendrán que ser compensadas por otros países. "En Europa, el consorcio Volkswagen cumplirá con los límites europeos. Algunos países con mayores volúmenes de vehículos eléctricos compensarán los datos de otros como España en los que la penetración de estos modelos es menor", afirmó.



regina