Internacional - Política

Las anexiones unilaterales israelíes pondrían en peligro el apoyo de los Estados Unidos

2020-02-10

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu dijo el sábado que Israel había...

Por Dan Williams

JERUSALEM, (Reuters) - Las medidas unilaterales israelíes para anexar tierras de la Ribera Occidental pondrían en peligro el apoyo de los Estados Unidos a esos planes, dijo el domingo el embajador de los Estados Unidos en Israel, David Friedman.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu dijo el sábado que Israel había comenzado a elaborar mapas para la anexión de tierras en Cisjordania, donde los palestinos buscan un estado, de acuerdo con el plan de paz propuesto por el presidente estadounidense Donald Trump.

“La Visión para la Paz del presidente Trump es el producto de más de tres años de estrechas conversaciones entre el presidente, el primer ministro Netanyahu y su respectivo personal al mando”, dijo Friedman en Twitter.

“Israel está sujeto a la finalización (de) un proceso de asignación por un comité conjunto israelo-estadounidense. Cualquier acción unilateral antes de la finalización del proceso del comité pone en peligro el Plan y el reconocimiento americano”, dijo Friedman.

Ese proceso probablemente no se completará antes de las elecciones del 2 de marzo en Israel, dijo Friedman más tarde a los periodistas en Jerusalén.

Aunque el plan de Trump contempla una solución de dos estados con Israel y un futuro estado palestino que conviva entre ellos, éste incluye condiciones estrictas que los palestinos han rechazado de plano.

El proyecto le da a Israel mucho de lo que ha buscado desde hace mucho tiempo, incluyendo el reconocimiento por parte de Estados Unidos de los asentamientos y la soberanía israelí sobre el Valle del Jordán.

A medida que se acercan las elecciones, ha aumentado la presión sobre Netanyahu por parte de los líderes de estos asentamientos y los miembros de su gabinete de derecha con los que compite por los votos, para que siga adelante con las anexiones antes de los comicios, a pesar de los llamamientos de la Casa Blanca para que eche el freno.

Las observaciones de Friedman parecen proporcionar a Netanyahu una cierta defensa contra esas presiones.

“El reconocimiento (de EU) es lo principal y no queremos ponerlo en peligro”, dijo Netanyahu a su gabinete el domingo.

Netanyahu dijo que la zona anexada incluiría todos los asentamientos israelíes y el Valle del Jordán, territorio que Israel ha mantenido bajo ocupación militar desde su captura en la guerra de Oriente Próximo de 1967, pero que los palestinos quieren en un futuro estado.

Justo después de que Trump presentara el plan el 28 de enero, Netanyahu señaló que su gobierno comenzaría a extender la soberanía israelí a los asentamientos y al Valle del Jordán en pocos días. Pero el sábado Netanyahu pareció retractarse.

“Hemos estado esperando desde 1967 y algunas personas están haciendo de esto un gran escándalo en unas pocas semanas”, dijo Netanyahu en la manifestación.

La mayoría de los países consideran que los asentamientos israelíes en tierras capturadas en la guerra son una violación del derecho internacional. Trump ha cambiado la política de Estados Unidos de retirar tales objeciones y la perspectiva de anexiones israelíes ha suscitado una amplia condena.

Los palestinos dicen que los asentamientos hacen inviable un futuro estado. Israel cita las necesidades de seguridad así como los lazos bíblicos e históricos con la tierra en la que están construidos.



Jamileth