Internacional - Política

Demócratas en Nevada entran en contienda presidencial

2020-02-22

“Nevada representa una oportunidad para que esos candidatos demuestren su atractivo para una...

Por STEVE PEOPLES, MICHELLE L. PRICE y JONATHAN J. COOPER

LAS VEGAS (AP) — Los demócratas en Nevada se aprestan a participar en la contienda por la candidatura presidencial de su partido.

Siete casinos en Las Vegas están entre 200 localidades de asambleas partidistas en el estado para las votaciones del sábado, la tercera de la temporada de primarias del 2020, que ha estado hasta ahora marcada por caos e incertidumbre en estados rurales y mayoritariamente blancos. El ejercicio de democracia entre los templos urbanos es apenas un elemento que distingue la primera contienda presidencial en el oeste del país, que, lo que es más importante, pondrá a prueba la fuerza de los candidatos entre los votantes negros e hispanos por primera vez en el año.

“Nevada representa una oportunidad para que esos candidatos demuestren su atractivo para una sección más grande del país”, dijo el fiscal general Aaron Ford que no ha expresado respaldo a ninguno de los candidatos.

La población de Nevada, que es más representativa de la de Estados Unidos que las de Iowa y Nueva Hampshire, que realizaron las dos votaciones previas, es 29% hispana, 10% negra y 9% asiática.

La votación llega en un momento crucial para el Partido Demócrata, cuando el demócrata socialista Bernie Sanders emerge como claro puntero y media decena de candidatos moderados se atacan entre sí para presentarse como la clara alternativa a Sanders. El ganador representará al partido contra Donald Trump en noviembre.

Pero en víspera de las asambleas partidistas persistían interrogantes sobre la capacidad de los demócratas en Nevada de reportar rápidamente los resultados, mientras surgen nuevos temores de interferencia extranjera en la contienda del 2020.

De campaña en California, Sanders confirmó reportes de que había sido informado por funcionarios federales hace un mes de que Rusia estaba tratando de ayudar a su campaña como parte de los esfuerzos de Moscú para interferir en las elecciones.

“No estaba claro qué papel iban a jugar”, dijo Sanders. “Nos dicen que Rusia, quizás otros países, van a involucrarse en esta campaña”.

Añadió: “Un mensaje para Rusia: Fuera de las elecciones de Estados Unidos”.

Pese a la distracción, Sanders llega al sábado cada vez más confiado, respaldado por un fuerte apoyo de hispanos y trabajadores sindicalizados atraídos por sus llamados a transformar la economía del país y el sistema político en favor de la clase trabajadora.



JMRS