Internacional - Seguridad y Justicia

Turquía derriba avión sirio en Idlib

2020-03-03

La TV estatal siria informó que las fuerzas turcas atacaron al avión que realizaba...

Por SUZAN FRASER

ANKARA, Turquía (AP) — Turquía derribó un avión caza sirio el martes en la provincia de Idlib, el tercer incidente similar en otros tantos días, cuando los choques constantes entre los dos ejércitos parecen indicar una nueva etapa en la guerra que ya lleva nueve años.

El ministerio de Defensa turco anunció en Twitter que sus fuerzas derribaron un avión L-39 de las fuerzas gubernamentales sirias. La TV estatal siria informó que las fuerzas turcas atacaron al avión que realizaba operaciones contra “grupos terroristas” en Idlib, una región en poder de los rebeldes. No estaba claro qué sucedió a la tripulación del avión.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dijo que espera negociar un alto el fuego en Siria en los próximos días, cuando se reúna con su homólogo ruso, Vladimir Putin, en Moscú.

Pero la ofensiva siria con respaldo ruso en la última zona en poder de los rebeldes ha provocado choques con frecuencia creciente entre los ejércitos turco y sirio con decenas de bajas de ambas partes. También amenaza con poner fin a la colaboración turca con Moscú, un partidario crucial del gobierno sirio.

Un bombardeo del gobierno de Damasco mató a un soldado turco e hirió a otro en el noroeste de Siria, dijo el Ministerio de Defensa de Turquía.

El deceso, anunciado el lunes por la noche, eleva a 55 el número de bajas turcas en las últimas semanas en enfrentamientos directos entre las tropas de Ankara y las fuerzas sirias, que cuentan con el respaldo de Rusia. El conteo incluye los 33 soldados turcos que perdieron la vida en un único ataque aéreo el jueves.

La ofensiva iniciada hace meses por el gobierno de Damasco sobre la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria y que es el último bastión rebelde en el país, provocó una de las peores crisis humanitarias del conflicto. Casi un millón de civiles sirios huyeron al norte hacia la sellada frontera con Turquía.

Ankara envió a miles de soldados a Idlib para respaldar a los combatientes de la oposición atrincherados en la zona, pero no ha podido frenar el avance del gobierno.

Las tensiones en Idlib crecieron luego de la muerte de 33 soldados turcos en un bombardeo sirio en la región. Turquía respondió con ataques con drones y bombardeos que se cobraron la vida de más de 90 tropas y pistoleros aliados. La fuerza aérea turca también derribó dos aviones de combate sirios luego de que las defensas aéreas de Damasco tiraron uno de sus drones. Los pilotos sirios salieron ilesos de los aviones.

Furiosa por el ataque a sus fuerzas en Siria, Turquía abrió su frontera occidental para miles de migrantes y refugiados que quieren cruzar a Europa. Este es el último intento de Ankara para presionar a la Unión Europea para que le ayude a gestionar las crecientes consecuencias de la guerra en el país vecino.

Desde entonces, miles de migrantes han intentado entrar a territorio griego por tierra y mar. Las autoridades griegas han dejado claro que su frontera está cerrada y arrestaron a docenas de personas que lograron cruzarla.



Jamileth