Internacional - Población

Sandinistas agreden a prensa durante misa a poeta Cardenal

2020-03-03

Gioconda Belli fue asediada por reporteros de medios oficialistas, mientras enardecidos activistas...

Por GABRIELA SELSER | AP

MANAGUA (AP) — Una misa en memoria del sacerdote y poeta nicaragüense Ernesto Cardenal, fallecido el domingo pasado, se vio empañada el martes en Managua por incidentes de violencia protagonizados por activistas del gobierno, que atacaron y robaron equipos a periodistas que cubrían la ceremonia.

Los restos del laureado (1925-2020), un férreo crítico del gobierno de Daniel Ortega, fueron objeto de un homenaje póstumo en la catedral de Managua, donde se dieron cita familiares, poetas, escritores y un centenar de figuras ligadas la oposición.

Varios cientos de activistas sandinistas, identificados con pañuelos rojinegros y banderas partidarias del mismo color, también se presentaron al templo católico, donde abuchearon a uno de los obispos durante su sermón y a la poeta Gioconda Belli, amiga de Cardenal e igualmente opositora al gobierno.

“A casi dos siglos de su independencia, Nicaragua necesita una concertación patriótica, un Estado nacional democrático y plural, capaz de promover la convivencia y la paz social”, expresó el obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Alvarez, durante la misa, en medio de gritos e insultos de los sandinistas.

Alvarez fue uno de los sacerdotes que participó como mediador en el diálogo nacional en mayo 2018 entre Ortega y la oposición para resolver las protestas que estallaron en abril de ese año. Ortega luego abandonó el diálogo, denunció un “fallido golpe de Estado” y acusó a los obispos católicos de promover “el terrorismo” y el “golpismo”.

Además del obispo Alvarez, la liturgia fue presidida por el nuncio apostólico en Nicaragua, Waldemar Sommertag, y el cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la Conferencia Episcopal, quienes lucían tensos y preocupados.

A su turno, al momento de leer una oración, la poeta Belli subió al altar para pedir “justicia, democracia y libertad para Nicaragua”, palabras que recibieron aplausos entre los opositores y otra andanada de abucheos por parte de los oficialistas.

La tensión aumentó al concluir la misa y cuando el ataúd con los restos de Cardenal era conducido fuera del templo, en medio de gritos de los simpatizantes de Ortega que exclamaban “Daniel, Daniel” y ” Sandino vive, la lucha sigue”, entre otras consignas.

Gioconda Belli fue asediada por reporteros de medios oficialistas, mientras enardecidos activistas sandinistas que se aglomeraron en las afueras del templo y le gritaban “golpista” y “traidora”.

Algunos de esos fanáticos atacaron luego a varios periodistas independientes a quienes persiguieron al salir de la catedral, según constató AP. Varios de ellos denunciaron que fueron golpeados y despojados de sus equipos. Tres reporteros de medios locales fueron llevados al hospital por la gravedad de sus lesiones. Uno salió después y se fue a casa.

El único funcionario del gobierno que asistió al oficio religioso fue el director del Instituto de Cultura, Luis Morales. También participaron el ex vicepresidente Jaime Morales Carazo, el escritor Sergio Ramírez, los excomandantes sandinistas disidentes Luis Carrión, Jaime Wheelock y Mónica Baltodano, y dirigentes de la opositora Alianza Cívica, además de jóvenes que estuvieron presos por participar en protestas desde 2018.



regina