Internacional - Economía

Compañías sufren severo impacto ante temores de enfermedad

2020-03-09

El lunes, las acciones de los operadores de centros comerciales, incluyendo Simon Property Group,...

Por THE ASSOCIATED PRESS 

NUEVA YORK (AP) — Las compañías estadounidenses afectadas por el caos en sus cadenas de suministro y las crecientes preocupaciones sobre el alcance de un brote viral inician la semana enfrentando nuevas amenazas. Una disputa comercial entre Arabia Saudí y Rusia desplomó los precios del barril de crudo estadounidense por debajo de los 34 dólares. Por lo general, la caída en los precios de hidrocarburos es buena para los mercados y las empresas. Sin embargo, en momentos de tensión económica, los precios en el sector energético se han convertido en un barómetro del estado general de la economía global. Ese parece el caso de lo acontecido el lunes, en el que los precios del crudo sufrieron su peor jornada desde los días posteriores a los ataques terroristas del 11 de septiembre.

A continuación, algunos de los eventos que están afectando a las empresas y, posiblemente, a la economía en general.

DESASTRE EN LOS MERCADOS: Los precios de las acciones cayeron de manera tan abrupta al inicio de la sesión que se activó un interruptor para frenar el pánico entre los inversionistas, suspendiendo las actividades por 15 minutos. Pareció cumplir con su objetivo, pero el Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq han perdido entre 6 y 7%.

CHOQUE ENERGÉTICO: Un enfrentamiento entre Arabia Saudí y Rusia agitó los mercados energéticos con enormes implicaciones para los consumidores, la industria y, desde luego, las grandes compañías petroleras. El enorme desplome en los precios del crudo estadounidense superó a los ocurridos poco después del 11 de septiembre. El precio del crudo referencial estadounidense cayó hasta un 34% a 27,34 dólares por barril.

NO ES UN CRUCERO DE PLACER: Desde que un barco fue puesto en cuarentena de dos semanas en Yokohama, Japón, pocos sectores han resultado más afectados por el nuevo coronavirus como la industria de los cruceros. La situación empeoró este fin de semana. El Departamento de Estado de Estados Unidos recomendó abstenerse de viajar en cruceros, particularmente entre aquellas personas con problemas de salud. Además, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades destacaron un “incremento de riesgo de infección de COVID-19 en el ambiente de cruceros”. El lunes, las acciones de Royal Caribbean Cruces perdieron 25%.

HOSPEDAJE INCÓMODO: Otro sector en la industria de hospitalidad, los hoteles, han resultado enormemente perjudicados por la propagación del virus. Debido a que las compañías han cancelado o pospuesto sus viajes de negocios y convenciones, y que las aerolíneas han suspendido vuelos, se han disparado las cancelaciones de reservaciones de habitación, o los clientes simplemente no las han hecho. Los analistas de Raymond James dijeron el lunes que la mayoría de los inversionistas han sido “sumamente optimistas” sobre el impacto en los hoteles. Las acciones de Hyatt Hotels han perdido más del 6% el lunes.

NO MÁS COMPRAS: La propagación del virus cada vez está más cerca ahora que la mayoría de los estados de Estados Unidos han reportado casos de COVID-19. Eso afectará el comportamiento de millones de personas, incluyendo los viajes a los centros comerciales. El lunes, las acciones de los operadores de centros comerciales, incluyendo Simon Property Group, Macerich y Tanger Factory Outlet Centers cayeron entre 6 y 8%. En el último mes dichas empresas han perdido entre 26 y 36%.

BANCOS: Los bancos sufrieron un duro impacto la semana pasada cuando la Reserva Federal recortó sorpresivamente su tasa de interés referencial para proteger la economía. Los bancos dependen de los pagos de intereses de sus préstamos para generar capital, y ya operaban en un ambiente de tasas extraordinariamente bajas.



regina