Salud

Declaración de ministro brasileño disgusta a China

2020-04-06

“Exigimos que ciertos individuos brasileños corrijan inmediatamente los errores que...

Por DAVID BILLER | AP

RÍO DE JANEIRO (AP) — La embajada de China en Brasil reaccionó indignada el lunes a un mensaje colocado en las redes sociales por el ministro de educación brasileño en que aparenta burlarse de la manera de hablar de los chinos y acusar al país asiático de beneficiarse de la crisis del coronavirus.

El mensaje del ministro Abraham Weintraub es “difamatorio”, “causante de estigma”, “completamente absurdo y detestable” y “contiene un fuerte contenido racista”, expresó la misión diplomática en un comunicado.

Weintraub puso en su mensaje un mapa de China con un texto en que las erres son reemplazadas por eles y en que insinúa que China está obteniendo ventajas geopolíticas gracias a la pandemia. El incidente surge apenas semanas después de que el presidente Jair Bolsonaro trató de resolver una disputa similar causada por su hijo.

“Exigimos que ciertos individuos brasileños corrijan inmediatamente los errores que han cometido y dejen de lanzar acusaciones infundadas contra China”, expresó la embajada.

Horas después el embajador chino Yang Wanming emitió otra declaración, advirtiendo que todavía está a la espera de una explicación por parte del gobierno.

El incidente ocurre en momentos poco convenientes para el gobierno brasileño, que está tratando de prepararse para la intensa recesión que probablemente causará la crisis. China importa masivas cantidades de soya, hierro y petróleo de Brasil, cuyas exportaciones a China en el primer trimestre del 2020 abarcaron el 29% de todas las exportaciones.

Durante la campaña presidencial en el 2018, Bolsonaro acusó a los chinos de ser “desalmados” y advirtió que no permitirá que China se apodere de los recursos brasileños. Sin embargo, desde que asumió la presidencia en enero del 2019, ha tenido un tono más conciliador e incluso viajó a Beijing donde se reunió con el presidente Xi Jinping y ha tratado de atraer inversiones extranjeras para ayudar en la recuperación económica de Brasil.

Su hijo, Eduardo Bolsonaro, un legislador que preside la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, comparó el 18 de marzo la reacción china a la crisis con la respuesta soviética al colapso de la planta nuclear Chernóbil en 1986. China, incluso su embajador en Brasil, reaccionó con fuertes críticas.

El presidente Bolsonaro trató de reparar las relaciones con una llamada por teléfono el 24 de marzo con el presidente chino, acompañado de varios ministros. El vicepresidente Hamilton Mourão le restó importancia al incidente señalando que Bolsonaro hijo no es parte del gobierno y que sus opiniones no reflejan la posición oficial del gobierno.

Ese argumento, sin embargo, no puede aplicarse al ministro Weintraub.

La oficina de prensa de la presidencia se negó a hacer comentarios sobre el mensaje de Weintraub. La oficina de prensa del Ministerio de Educación no respondió a un pedido de reacción.

“Esto se está poniendo grave porque la crisis está escalando”, estimó Maurício Santoro, profesor de relaciones internacionales de la Universidad de Río de Janeiro y experto en temas chinos.

“Bastante malo fue que el hijo del presidente diga esas cosas, pero ahora es un ministro, es parte del gobierno. Es mucho más complicado. Si bien yo no creo que esto sea parte de un gran plan, de algo organizado, es más difícil para el gobierno chino creer eso”, añadió.

En China hay 81.708 casos del coronavirus y 3.331 muertes, mientras que en Brasil hay 11.721 casos y 516 muertes.



regina