Nacional - Economía

México analiza reactivar industria relacionada con Estados Unidos

2020-05-06

Hasta el martes por la noche, México tenía 26.025 contagios con 2.507 decesos y sus...

 

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — México comenzará a analizar escenarios para reactivar algunas ramas de la industria que están ligadas con Estados Unidos, dijo el lunes el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En los últimos días, su homólogo Donald Trump ha pedido con urgencia la reapertura económica en su país, mientras los mexicanos seguirán con limitaciones a los trabajos no esenciales al menos hasta el 31 de mayo debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

“Estamos conscientes de la interrelación que hay con producción y comercio con Estados Unidos, México es el principal socio comercial de Estados Unidos”, dijo López Obrador. “En la industria automotriz nos han pedido que consideráramos abrir con anticipación empresas de autopartes”.

Hasta el martes por la noche, México tenía 26.025 contagios con 2.507 decesos y sus autoridades sanitarias esperan que el pico llegue el viernes 8 de mayo.

En Bolivia, alcaldes de varias ciudades y pueblos se han quedado sin dinero para afrontar la pandemia y han reclamado ayuda urgente al gobierno. “Se acabó el dinero, ya no hay para pagar salarios de abril y no encontramos respuesta del Poder Ejecutivo”, dijo Moisés Salces, presidente de la Asociación de Municipios de Santa Cruz, la región del oriente más golpeada por el coronavirus.

La víspera el secretario de Salud de esa región, Oscar Urenda, dijo que los servicios sanitarios en esa ciudad están al borde de la saturación con más de un millar de los 1.716 contagios y 86 decesos que registra el país hasta el miércoles.

El ministro de Salud, Marcelo Navajas, admitió que la demanda es tan alta que se están pagando sobreprecios para adquirir equipos. Al mismo tiempo el gobierno afronta presiones para flexibilizar la cuarentena que finaliza el 10 de mayo.

En Argentina, donde hay 4.756 infectados y 264 fallecidos, los casos de coronavirus en barrios marginales de Buenos Aires ascienden a cerca de 300 tras la confirmación en las últimas horas de nuevos diagnósticos positivos, informaron las autoridades capitalinas.

Los gobiernos de la nación y la capital llevaron a cabo un operativo de testeos en el Barrio 31, el asentamiento marginal más antiguo de la ciudad, y en otro barrio marginal de la vecina localidad de Quilmes.

Organizaciones sociales se congregarán durante la jornada para denunciar la falta de medidas de protección en el Barrio 31, que tiene más de 40,000 vecinos que viven en condiciones de hacinamiento y que en la actualidad sufren problemas con el suministro de agua. Otros grupos exigirán un incremento de las partidas de alimentos para los comedores comunitarios.

Por otro lado, un avión sanitario se estrelló la noche del martes poco antes de llegar al aeropuerto de la ciudad Esquel, unos 1,800 kilómetros al sur de Buenos Aires, causando la muerte de un médico y un enfermero y heridas graves a los pilotos. La aeronave se dirigía a buscar a una menor con problemas cardiacos para trasladarla a la capital argentina, donde debía recibir tratamiento.

Por su parte, Naciones Unidas anunció esta semana que su Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está trabajando para ofrecer 15,000 tests de coronavirus a Honduras. Las pruebas serían en parte para los migrantes que regresan al país desde Estados Unidos.

Stéphane Dujarric, portavoz del Secretario General de la ONU, dijo que desde marzo Estados Unidos ha devuelto unos 100 migrantes al día al país centroamericano. Desde el inicio de la pandemia, la OIM ha donado a Honduras más de 1.550 kits de higiene y equipamiento para 770 refugios.

Dujarric también dijo que en la región norte de Brasil, donde hay muchos inmigrantes venezolanos, la OIM ha donado equipamiento al sistema de salud local. La agencia de refugiados de la ONU está ayudando además a refugiados y migrantes a solicitar la asistencia de ayuda en efectivo que ofrece el gobierno brasileño.

En Colombia, el presidente Iván Duque redujo la cuarentena obligatoria en varias regiones que no han sido afectadas por la enfermedad.

Para ello se está preparando un protocolo de seguridad sanitaria para unos 870 municipios que no han registrado casos de COVID-19 “y no se va a permitir la llegada de gente que no sean de la misma región, para que estos municipios tengan al interior vida productiva y se restablezca la mayoría de sus actividades”.

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez explicó que en seis de los 32 departamentos del país no ha habido casos y que con la reactivación de una parte de la economía se espera que la próxima semana unos 15 millones de colombianos vuelvan a la actividad.

En el país hay 8.613 infectados y 378 fallecidos.

En Chile, veinte de las 32 comunas de la capital, donde viven ocho de los 18 millones de habitantes, quedarán bajo cuarentena obligatoria a partir del viernes porque concentran la mayoría de los 23.048 contagiados, a los que se suman 281 fallecidos.

Miles de personas no respetan las cuarentenas vigentes, especialmente en la capital, y crean aglomeraciones en supermercados y centros de abastecimiento de frutas y verduras. A diario centenares de comerciantes callejeros, la mayoría extranjeros, salen a las calles y se desplazan de barriadas encerradas a las que no lo están, para vender lo suficiente para la comida del día.

La mayoría de los alcaldes de Santiago, que pedían al unísono una cuarentena obligatoria, advierten los graves efectos del hacinamiento en las barriadas pobres que dificulta vivir encerrados y de la falta de ingresos para comer de los trabajadores informales

El Instituto Nacional de Estadísticas informó que entre enero y marzo los empleados informales alcanzaron un 28,9%, equivalente a unos 2,5 millones de personas, de una masa laboral de nueve millones. El estudio no considera abril, mes en que los efectos de la pandemia azotaron con mayor fuerza al país, donde el desempleo subió de 7,5 a 8,2%.

En América Latina se han registrado más de 233,000 contagiados y más de 13,100 muertos, con Brasil a la cabeza de las infecciones y decesos.

El coronavirus ha infectado a más de 3,6 millones de personas y causado la muerte a más de 258,000 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.



Jamileth